“PUERTO PLATA ES ALEGRÍA” cierre por todo lo alto

A1

A ritmo de merengue, música urbana y salsa, Puerto Plata cerró la plataforma “Puerto Plata es Alegría” con dos días de conciertos en su anfiteatro, donde miles de personas disfrutaron un ambiente festivo al son de estos alegres días de Navidad.
Con un anfiteatro casi al reventar, entre aplausos, bailes y euforia, los seguidores del merengue tuvieron el viernes un banquete con dos artistas que se han convertido en un referente de este género en el país: Milly Quezada y Miriam Cruz.

Tanto “la Reina” como “la Diva”, realizaron un recorrido por sus temas más populares, los antiguos y los más recientes. Además, hubo espacio para complacer algunas peticiones de los asistentes.

Desde que ingresó al escenario Milly Quezada fue ovacionada al llegar con su arsenal de temas de Navidad: “Volvió Juanita”, “Guacherna” y “Lo mío es mío”.

“La reina del merengue”, que cantaba por primera vez en el anfiteatro, continuó su participación con las canciones “Lo tengo todo”, “Para darte mi vida” y “En tus manos”, temas que no solo disfrutaron los mayores, sino personas de todas las edades.

“Eso me gusta de Puerto Plata que te piden un tema y me dicen ‘yo te ayudo’, eso me gusta… Ustedes saben que diciembre es una cosa grande, eso es canta y canta, pero aquí ustedes renuevan energías, ¡Me encanta!”, comentó y posteriormente llamó a la tarima a una fan de nombre María y cantaron juntas “Quizás”.

La fiesta, que acogió el ritmo más bailado de República Dominicana, siguió con la presencia de Miriam Cruz en escena, quien abrió su show entonando las primeras estrofas de su canción “Guayaba podrida”, y de inmediato el público de pie comenzó a bailar.

Mientras unos daban sus pasitos y otros grababan su presentación, “La Diva” siguió desplegando los temas más famosos de su carrera como: “Ta’ pillao, “La loba”, “Lo bueno cuesta” y “La carnada”, entre otros.

Pero las ganas y energía de los presentes se hicieron mayores cuando cantó éxitos ochenteros, como: “Juana” y “Pequeñas cosas”, lo mismo sucedió al entonar “Esa loca” y el tema que la hizo volver a la cima de la popularidad “Es cosa él”.

Dejando a los presentes con deseos de más, “la Diva” cerró con broche de oro la velada con el popular hit de los años ochenta, “El africano”.

El sábado. La jornada musical siguió con El Conjunto Quisqueya, Alex Matos, Divas by Jiménez, Mark B y El Mayor.

Alex Matos demostró un crecimiento escénico, más depurado, maduro y con un excelente manejo de multitudes, logrando conectar con el público de la costa norte que tiende más a sentir por el merengue y la bachata.

El salsero logró una química perfecta con la multitud que gozó “Una noche no es bastante”, “Aprenderé”, “Amor perfecto”, “Lo malo se va bailando” y “Si entendieras”, entre otros.

La noche navideña soplaba sobre el Atlántico y cuando apareció bajo el domo del anfiteatro el Conjunto Quisqueya, dejando claro el porqué son una institución musical de mayor éxito en esta temporada.

El Conjunto Quisqueya es un símbolo musical que mucho más que una orquesta merenguera es la que pone a bailar, saltar y cantar a las multitudes en esta época.

En vivo mantienen el “mismísimo sabor” del Conjunto Quisqueya de todos los tiempos.

A ellos el público le tributó admiración y el amor que le tienen todas las clases sociales a estos grandes artistas dominicanos.

Su actuación fue una muestra de respeto a su impecable carrera merenguera en la que figuran temas como “La juma”, “La parranda navideña”, “Saludo, saludo”, “Bebo hoy, bebo mañana”, “María Cristina” y “La trulla navideña”.

Mientras ellos cantaban bajo el cielo puertoplateño, llovía, y al ver la respuesta del público a pesar de la lluvia, el empresario artístico Luis Medrano y la esposa de Javis Victoria, la artista puertorriqueña Awilda, se fueron en lágrimas de emoción.

En la jornada también cantó Mark B, que fue recibido por los más jóvenes con entusiasmo.

Mark B mostró un concepto cada vez más definido, lo que deja ver que el camino que ha ido construyendo con pegadas como “Playa y arena”, “Pal de velitas”, “Tú eres la vaina”, “Va seguí”, “Pónmela aplaudí”, “Aceite en la cintura” y “Vamos a ponernos locos”, es el correcto.

Al final, llegó la sorpresa de la noche: El Mayor, que generó una histeria colectiva entre las más jóvenes que gustan de su forma, estilo, vestuario distintivo y sus ocurrencias.

El Mayor Clásico cerró la noche por todo lo alto, demostrando que su imán, que entra en acción con las multitudes.