Puerto Rico recibirá US$ 1,500 MM viviendas, infraestructuras

Puerto Rico Governor Ricardo Rossello sits with his wife Beatriz and kids, Pedro Javier and Claudia during a remembrance ceremony convened by Governor Ricardo Rossello at the San Cristobal Castle, on the anniversary of Hurricane Maria, in San Juan, Puerto Rico, Thursday, September 20, 2018. Hurricane Maria left almost there thousand dead, caused economic losses amounting hundreds of millions of dollars and left a path of destruction and damaged infrastructure through the island. (AP Photo Carlos Giusti)
Puerto Rico Governor Ricardo Rossello sits with his wife Beatriz and kids, Pedro Javier and Claudia during a remembrance ceremony convened by Governor Ricardo Rossello at the San Cristobal Castle, on the anniversary of Hurricane Maria, in San Juan, Puerto Rico, Thursday, September 20, 2018. Hurricane Maria left almost there thousand dead, caused economic losses amounting hundreds of millions of dollars and left a path of destruction and damaged infrastructure through the island. (AP Photo Carlos Giusti)

El Departamento de Vivienda y Desarrollo Urbano de Estados Unidos (HUD, en inglés) y el Gobierno de Puerto Rico anunciaron ayer un acuerdo por el que la isla caribeña recibirá 1,500 millones de dólares para restaurar viviendas, infraestructuras y negocios dañados por el paso del huracán María hace un año.
El gobernador de Puerto Rico, Ricardo Rosselló, señaló en una conferencia de prensa que la mejor forma de honrar la memoria de los que fallecieron hace un año a causa del huracán es trabajando duro y que este acuerdo es una muestra de ello.
“Este acuerdo tendrá un impacto inmediato en el pueblo de Puerto Rico”, destacó sobre el anuncio, que coincide con el paso del huracán María hace justo un año, ciclón que causó 2,975 muertes reconocidas oficialmente, daños por cerca de 90,000 millones de dólares y fue causa de que actualmente unas 55,000 viviendas se mantengan con techos provisionales.
Rosselló aclaró que los 1,500 millones de dólares están ya disponibles y que serán administrados por el Departamento de la Vivienda de Puerto Rico, lo que provocará que se llegue a la personas que más lo necesitan de forma inmediata. “Las personas que tienen toldos azules en sus casas son para nosotros la prioridad”, subrayó el jefe del Ejecutivo. El gobernador resaltó que la población tiene que tener claro que se trata de un acuerdo histórico, ya que, dijo, “el dinero está ya -aquí- y accesible”. “Gracias al Gobierno federal por todo. Este es un punto de inflexión que demuestra que hemos trabajado juntos”, dijo Rosselló. El secretario del HUD federal, Ben Carson, dijo que su agencia no abandonará Puerto Rico hasta que el trabajo esté completamente hecho.