Puntarena es ya una realidad turística

A1

El pasado miércoles 7, con la presencia del presidente Medina, autoridades e invitados selectos, el grupo asociado de Punta Cana y otros socios muy importantes inauguraron el club de playa de Puntarena, en la provincia Peravia. De esa manera se iniciaba el desarrollo sostenido, sin pausas y sin prisas, de un proyecto turístico atractivo en una región agobiada por la pobreza y que vivía sin estímulos para un futuro mejor.
Con el club de playa inaugurado, culmina un largo proceso soñado por un grupo de banilejos que anhelaban poder desarrollar Los Corbanitos como atractivo turístico. Dificultades financieras y de personalidades impidieron que el proyecto avanzara. Las entidades financieras patrocinadoras recuperaron las tierras en las cercanías de Sabana Buey que luego fueron adquiridas por un consorcio emprendedor liderado por Punta Cana. Los Corbanitos perdieron su nombre de origen y surgió con nuevos bríos el de Puntarena, que el pasado miércoles mostraron la seriedad de sus intenciones para darle forma a un proyecto que en poco tiempo dispondrá de un hotel de 95 habitaciones, aparte del flamante club de playa.
La forma como se ha concebido Puntarena señala la experiencia y visión de los creadores de Punta Cana, que con sus años de exitoso desarrollo y con el aeropuerto de mayor actividad en el país, se estaba seguro que la cosa iba en serio. Y el miércoles pasado quedó demostrado. Con esas instalaciones, se abre al público interesado en invertir en el proyecto la oportunidad de pernoctar en un ambiente acogedor para comprar y conocer el proyecto.
Y con Puntarena en desarrollo se estimulará la apertura de la Bahía de Ocoa al turismo. Toda la costa de la bahía, desde Punta Salinas y en dirección norte por toda la orilla de la provincia de Azua hasta llegar a los acantilados de la loma de Martín García, existe un menú de playas de las más variada naturaleza. Desde playas de arena negra hasta las blancas, la mayoría son poco conocidas por los dominicanos. Desde Puntarena se llega a la de Palmar de Ocoa ya con un novedoso desarrollo inmobiliario individual de cada quien con sus recursos y esfuerzos propios. La han convertido en un lugar, como dicen los palmareños, para el descanso y el amor con sus noches estrelladas y de poca pluviometría. Tiene en desarrollo en sus cercanías de un proyecto vinícola de impacto, en donde se producirá el mejor vino nacional.
Más al norte de la bahía de Ocoa se llega a la histórica playa de Caracoles, que ya tiene un lugar grabado con sangre en la historia. Al sur de la ciudad de Azua y a pocos kilómetros se ubica la playa de Monte Río y más hacia el oeste la Playa Blanca que es muy atractiva pero aislada al público. Ya en Puerto Viejo se ubica la playa de Los Negros en las cercanías de la planta eléctrica de Monte Río. Y ahí se inicia la carretera para llegar a la mejor playa de la bahía de Ocoa, que es la de Las Caobitas. La belleza de esta playa es indescriptible y todavía es poco conocida. Además está en las cercanías un yacimiento indígena de Barrera, en donde se dice fue sepultado el cacique Enriquillo.
Puntarena recibirá un empuje adicional cuando se construya la avenida de circunvalación a Baní, la cual las autoridades han prometido iniciarla este año por la parte sur de la ciudad, como fuera anunciado el pasado miércoles. Esta es la versión más costosa ya que por la parte norte, como se había estudiado anteriormente, era más económica y conveniente. Por la parte sur ocasionaría severos daños a la productividad agrícola y ganadera de esa rica zona de Baní que concentra la mayor parte de la población.
En sus dos versiones la avenida de circunvalación tendría casi el mismo destino final al oeste de Baní en la carretera Sánchez, antes de llegar a Galeón. Una se iniciaría cerca del inicio de la carretera a Nizao, pasando al norte de las plantas de Punta Catalina. Esa vía cruzaría el río Baní en un costoso puente con los elevados para superar las principales vías existentes. Su trazado está previsto pasar al sur de Boca Canasta, El Llano y al oeste de Sombrero, donde empalmaría con la carretera de Las Calderas para ir hasta Puntarena por la ruta de Matanzas y Arroyo Hondo, hasta llegar a Sabana Buey.
Si ya existe la decisión oficial de construir esa vía de circunvalación, es bueno iniciarla lo más pronto posible. Actualmente cruzar la ciudad de Baní ocasiona severos inconvenientes de tapones y accidentes, por lo caótico de la situación casi ya existe un punto de saturación vial en las horas diurnas.


COMENTARIOS