¿Qué es el turismo responsable y sustentable?

La mayoría de los turistas que visitan República Dominicana se hospedan en cadenas hoteleras bajo el concepto todo incluido

En los últimos 10 años la actividad turística se ha disparado en un 50.3 por ciento en la República Dominicana, convirtiéndose en uno de los principales pilares en los que se apoyan los ingresos del Producto Bruto Interno (PIB), alcanzando el 8.4 por ciento en el año 2016, con el arribo de más de 6 millones de turistas, según datos del Banco Central.
De acuerdo a los mismos informes, estaba proyectado que la República Dominicana captara el 15 por ciento de todos los turistas que visitaron la región del Caribe en el 2017.
Estos datos son más que valederos, para pensar en que las cifras señaladas deben seguir creciendo para lo cual se requiere de innovación, nuevos enfoques e involucramiento del país y del sector en la agenda global para el Desarrollo Sostenible con miras al progreso de la humanidad y de todos los dominicanos.
La agenda para la meta del Desarrollo Sostenible, contempla el turismo sostenible en el marco del objetivo 12, sobre “Producción y Consumo sostenible” una de cuya meta 2015-2030 es: “elaborar y aplicar instrumentos para vigilar los efectos en el desarrollo sostenible, a fin de lograr un turismo sostenible que cree puestos de trabajo y promueva la cultura y los productos locales”.
Esta meta tiene como objetivo también, “crear valor” y avanzar hacia “el progreso de una forma humana y sostenible”, de los negocios como una nueva forma de captar clientes y se agrega como un claro factor de competitividad en las empresas.
Se contempla en esta meta las mejoras que se introducen en las empresas, a través de la norma ISO 26 000, de Responsabilidad Social Empresarial y del cumplimiento genérico Objetivo 12 de los ODS.
Estos propósitos refuerzan la reputación de las empresas, de sus marcas, generando nuevas posibilidades de negocios ya que las prácticas responsables mitigan los efectos de reducción de riesgos, en cuanto a las amenazas de cambio climático agresivo.
Nuestra isla, ubicada en la misma ruta de los huracanes, está expuesta a la merced del cambio climático, por lo que para hacer sostenible el turismo se deben asumir estrategias que permitan no ser afectados y alcanzar el poder de mitigar con éxitos los daños que pudieran ocasionar esos fenómenos.
El tema del cambio climático fue asumido de manera general por todos los Estados y gobiernos en el Acuerdo de París, también involucra a todas las empresas, y al sector privado y la sociedad civil como forma de hacerlo posible y asegurar su cumplimiento.
Entre los ODS, se contemplan altos estándares para el establecimiento de la transparencia en los negocios, mejorar la gestión para seguir el camino hacia la excelencia.
Colocar en la agenda nacional, tanto del sector público como del privado, los ODS referente al turismo sostenible, de donde surja una agenda y tarea común que implique el aporte del país a esos objetivos de los que ha sido parte la República Dominicana tanto desde el sector público como desde la Sociedad Civil.
Estos objetivos se pueden lograr con: el involucramiento de todos los sectores preocupados por el turismo sostenible como meta para que el país forme parte importante de la agenda global en este tema; contribuir para que el sector turismo sea fortalecido y siga siendo parte del pilar del desarrollo económico y el progreso del país; involucrar a las administraciones provinciales (ayuntamientos) para que sean soporte del turismo sostenible poniendo la riqueza patrimonial de cada ciudad al servicio de los turistas y visitantes extranjeros; lograr que los productores locales de cada región del país, sean parte integrante e importante de la agenda del turismo sostenible.
Solo integrando a todos los sectores vinculados a los objetivos de la RSC y del turismo sostenible, podemos formar parte de la agenda global de trabajo común hasta el 2030.
Qué es el turismo sostenible. La Organización Mundial del Turismo (OMT) declaró en el año 1988 que el turismo sostenible es “concebido como aquel que conduce a la gestión de todos los recursos de tal forma que permita satisfacer todas las necesidades económicas, sociales y estéticas, manteniendo la integridad cultural, los procesos ecológicos esenciales, la diversidad biológica y los sistemas que apoyan la vida”.
Qué significa sostenibilidad. Significa que podemos realizar actividades de la misma forma o parecida por un tiempo indefinido-es lo que se conoce como sostenible en el tiempo- y comprende tres aspectos principales:
1. Ambiental: la actividad minimiza cualquier daño al ambiente (la flora, fauna, agua, suelos, uso de energía, contaminación, etc.) y trata de beneficiar el ambiente en forma positiva, mediante su protección y conservación.
2. Social y cultural: la actividad no perjudica, y más bien puede revitalizar la estructura social o la cultura de la comunidad donde se ubica.
Económico: la actividad no solo empieza y luego muere rápidamente debido a las malas prácticas empresariales; continua contribuyendo al bienestar económico de la comunidad local. Una empresa sostenible debe beneficiar a sus dueños, a sus empleados y a sus vecinos.
Si tomamos en cuenta estos aspectos nos referimos a lo que se llama “triple rentabilidad” que igual se conoce como “estar bien haciéndolo bien”.
Triple Rentabilidad “donde una compañía analiza los efectos sociales, ambientales y económicos de su desempeño sobre el entorno más amplio, comienza, a mejorar su desempeño e informa públicamente su progreso” John Flington, 1997.
El informe Bruntland, “Our Common Future”, define el desarrollo sostenible como “desarrollo que satisface las necesidades del presente sin comprometer la capacidad de las generaciones futuras para satisfacer sus propias necesidades” (Unwced, 1987).
Turismo, sostenibilidad y certificación, nuevo tema en la agenda. “Los principios de la sostenibilidad pueden aplicarse a cualquier tipo de turismo”.
Varias instituciones de Costa Rica, lograron con el apoyo del BID, la elaboración de una Guía Simple de Certificación del Turismo Sostenible y el Ecoturismo, que persigue la certificaciones de las empresas que ciertamente cumplan con las guías propuestas.
Los programas de certificación del turismo sostenible consideran que el turismo sostenible es cualquier clase de turismo que busca minimizar el impacto sociocultural, a la vez que provee beneficios económicos a las comunidades locales y los países que lo albergan (Acuerdo de Mohonk, 2000).
Cualquier hotel grande o albergue pequeño cerca de parques ecológicos puede ser responsable ambientalmente, pero a la vez puede ser irresponsable, esta es la razón de que se busquen estándares de sostenibilidad internacionalmente reconocidos, pero adaptados localmente.
El turismo de triple rentabilidad puede ser crítico, especialmente para las empresas y excursiones ubicadas fuera de las grandes ciudades. Los hoteles y excursiones en aéreas rurales dependen muchas veces de la benevolencia de la comunidad local para sobrevivir.
Las empresas que no contratan o benefician a los habitantes locales pierden el apoyo de sus vecinos. A la vez, los pueblos y villas con determinadas características que pudieran ser atractivas para el turismo, pierden su atractivo para los turistas. Las empresas que se basan en sus recursos naturales no podrán sobrevivir si esos recursos se destruyen- sobre todo si esa es la razón por la que son visitadas
El programa “haciendo un turismo más sostenible”, que es la guía para formadores de política, de la ONU para el Medio Ambiente (Pnuma) y la OMT, fue asumido para la guía de certificación la cual debe ser conocida por los operadores nacionales a fin de que en algún momento tengamos zonas de turismo responsables certificadas, lo cual será de gran valor para el país.