¿Qué hay de nuevo en charamicos para esta Navidad?

020206

Así como no hay Navidad sin cerdo asado, pasteles en hoja, manzanas y uvas… tampoco puede haber Navidad sin charamicos.
Desde principios de noviembre se puede ver como las tradicionales piezas elaboradas del árbol de olivo arropan la avenida Winston Churchill.
Reynaldo de Jesús, quien lleva trece años dedicado a la venta de charamicos, expresa que esta es una tradición que nunca pasará, puesto que, aunque el dominicano no decore toda su casa con estos adornos, siempre incluye al menos una pieza de este tipo para llevar el espíritu navideño a algún área.
Cuenta que este año las ventas han sido un tanto difíciles debido a las lluvias de mediados de mes, pero guarda la esperanza de que durante esta semana y la próxima aumenten, porque las lluvias ya han mermado.
Brígida Rincón, quien lleva varios años con su tienda improvisada de charamicos en la referida avenida, coincide con Reynaldo y agrega que de seguro a principios de diciembre las ventas se estabilicen, ya que esa es la temporada alta en este comercio.
Novedades. Para el vendedor Juan Antonio Rivera, quien tiene su negocio próximo a la avenida Charles Summer, aunque los adornos siempre sean los mismos, cada año se les agrega un nuevo detalle.
“Para este 2017, a los famosos burritos le hemos agregado aparejos a los que se le pueden colocar dos bolas del color deseado”, detalla Rivera.
Otras novedades que ofrecen los vendedores son los camellos, muñecos de nieve (en diversos tamaños), arbolitos en colores no tradicionales (desde dorados hasta azules y morados), angelitos azules, renos, bolas doradas…
Los adornos preferidos. Rivera afirma que cada pieza tiene su clientela, no obstante, este año la gente ha buscado más los arbolitos, los burros y los angelitos.
De Jesús comenta que lo que más están solicitando en su puesto son los renos con carreta y los arbolitos de 3 y 6 pies, así como los conos pequeños, mientras que Rincón considera que los conos, bolas y espirales tienen mayor salida.
Una amplia cartera de adornos. Además de arbolitos, bolas, muñecos de nieve y burros, se pueden encontrar estrellas, coronas, nacimientos, angelitos, canastas… disponibles en diversos colores.
Además, hay quienes ofertan otros elementos como bandejas, portavasos y mesitas elaborados a base del árbol conocido como samán.
Los vendedores dicen que aunque estos últimos se venden todo el año, en Navidad es cuando encuentran mayor público.
El precio de vender charamicos. Los comerciantes de charamicos no están de gratis en la acera de la Winston Churchill.
Según Reynaldo de Jesús, para estar ahí durante dos meses deben pagar 15,000 pesos al Ayuntamiento del Distrito Nacional (ADN).
Cómo se fabrican. Para darle forma a los charamicos y fabricar sus artículos, los vendedores utilizan barniz, pintura, escarcha, martillo, clavos, serrucho y un machete. Cuentan que utilizan madera de olivo u otra que sea flexible y fácil de clavar.