¿Qué nos aconseja el feng shui sobre los espejos en el hogar?

3C_¡Vivir!_11_1,p02

Espejito espejito, ¿dónde me vería mejor?”. Por lo general se tienen espejos en diferentes espacios en el hogar, pero, el más tradicional es en la habitación, encima de las gavetas, cómodas, coquetas, o simplemente en una pared.
Ahora bien, ¿qué nos dice la milenaria filosofía asiática, el feng shui, sobre este fascinante recurso imprescindible en la casa, pero también muy decorativo?
El espejo se puede colocar en distintas partes de la casa, lo que sí hay que tener claro con éste es la ubicación, qué estará reflejado en ese lugar, porque su función principal, además de ayudarnos con la vestimenta, el maquillaje, el peinado, es contribuir también con la energía, armonía de los espacios, según el feng shui.

Los lugares más estratégicos para tener espejos siempre serán: el baño, por supuesto, ya que es aquí donde inicia el día a día de una persona y requiere de éste como auxiliar para la facilidad, comodidad, confort, elementos esenciales en el feng shui.
¿Qué no se debe hacer al colocar los espejos? Pues según las recomendaciones nunca deberían estar frente a la puerta de entrada al baño. Puede colocarse en una parte lateral. Indica esta filosofía milenaria que en caso de no tener otra opción que el frente de la puerta de entrada lo aconsejable es tener la puerta cerrada, esto es para potenciar la energía del baño.
Otro lugar donde por lo reglar se suele poner espejos, es, obviamente, en el vestidor, en la habitación, y, según el feng shui, es aconsejable tenerlo, pero la misma salvedad del baño, no frente a la puerta de entrada y tomar muy en cuenta qué estaría reflejando éste, ya que todo lo que refleja tiende a duplicarlo.
Se recomienda por lo tanto evitar que el espejo refleje desorden, la cama desarreglada, un hamper roto, tumbado, la cama no es recomendable que se refleje y mucho menos a las personas mientras duermen.
¿Por qué no es beneficioso que el espejo refleje a las personas mientras duermen?, pues según el feng shui, si esto ocurre, las energias y el cansancio que se libera mientras se duerme, el espejo devolvería al cuerpo, es decir, que no se lograría un verdadero descanso durante el sueño nocturno. Si no hay opción de que el espejo refleje la cama, entonces se recomienda taparlo por las noches con un paño de color agradable o papel decorativo.


COMENTARIOS