Qué operaciones prefieren los titanes de los bonos para 2018

Muchos admiten que la economía global parece estar bien asentada

Resulta que 2017 fue un buen año para ser inversor en bonos… si uno eligió los lugares correctos. Este nuevo año presenta muchos escollos posibles, desde vaticinar la trayectoria de la inflación hasta determinar si los diferenciales de crédito pueden mantenerse estrechos.
Bloomberg recopiló las opiniones de gerentes de cartera que juntos administran más de US$ 7 billones en activos de renta fija para conocer sus perspectivas sobre cómo alcanzar los retornos más altos el año que viene. Algunos llaman a la cautela, pero muchos admiten que la economía global parece estar bien asentada. Aquí va un resumen de sus perspectivas de inversión:

BlackRock. BlackRock Inc., que administra US$1,78 billones en renta fija, está a favor de pasar a créditos de mayor calidad, según su perspectiva global para 2018. Comprar deuda ilíquida durante un avance, cuando todos la quieren, podrá parecer seguro pero, en una liquidación, se disparará la volatilidad al abarrotarse las salidas.

“Todos se pueden llevar a casa un trofeo cuando se recompensa con generosidad el riesgo ostensiblemente bajo. Es lo que sucedió en los mercados globales de crédito”, escribieron estrategas, entre ellos Jeff Rosenberg. “Pero el riesgo inherente a estas estrategias aumenta desproporcionadamente a medida que se estrechan los diferenciales de crédito”.

Goldman Sachs Asset Management. “Nuestra mayor convicción es que se reintroducirá la volatilidad”, dijo Mike Swell, codirector de gestión de cartera global de renta fija de Goldman Sachs Asset Management, que administra unos US$500.000 millones en renta fija activa. Swell dijo que prevé que la inflación sorprenderá con una subida, lo cual empinará la curva de rendimientos de Estados Unidos, en contraste con la tendencia inexorable de los últimos meses de 2017. Él tendrá una posición corta en duración y comprará con una estrategia de empinamiento de la curva para sacar rédito de su perspectiva.

A Swell le gusta la deuda de mercados emergentes: algunos países en particular son Hungría, Polonia, República Checa, México, Brasil y Colombia. Evitará monedas expuestas a China.

JPMorgan Asset Management. “Europa se ve sana”, dijo Bob Michele, que administra US$483.000 millones como director de renta fija global, monedas y materias primas de JPMorgan Asset Management.

Por eso, él comprará títulos europeos adicionales Tier 1 y deuda con rendimiento elevado. Al hacérseles coberturas en dólares, los bonos rinden cerca de 5 por ciento.

¿Qué no le gusta? Cualquier cosa que haya comprado el Banco Central Europeo. Por otro lado, los mercados emergentes son una operación ganadora, en particular Indonesia, Brasil y Rusia. “Entre esos se consigue un rendimiento de cerca de 8 por ciento y eso parece muy barato en relación con los mercados desarrollados”, dijo Michele.
Pacific Investment Management Co. Pimco, que administra US$1,7 billones, también afirma que uno de los principales riesgos es que aumente la inflación en EE.UU. La administradora de dinero anticipa por lo menos tres aumentos de tasas de la Reserva Federal.

En una entrevista, Dan Ivascyn, director de inversión del grupo de Pimco, dijo que probablemente los mercados hayan acumulado al principio del año los beneficios de los cambios impositivos en EE.UU. y que los activos con precios totalmente fijados están preparando todo para que haya incertidumbre en 2018.

“Cuando las valuaciones al alcanzado su máximo valor, un pequeño número de malas noticias o novedades que lleguen al mercado pueden impactar con más fuerza en la volatilidad”, dijo Ivascyn. “Hemos llegado a un momento en el que se tiene mucho menos margen de error”.


COMENTARIOS