QUÉ SE DICE

Esa maldita pared.- A pesar de los pesares, y los bajos números que le otorgan las encuestas de opinión, el expresidente Leonel Fernández Reyna sigue siendo el rival a vencer por todos y cada uno de los aspirantes a la Presidencia que han sacado la cabeza en el Partido de la Liberación Dominicana.

Y el primero en estar consciente de esa realidad es el propio Fernández, quien hace unos días se autodefinió como el muro que todos, dentro y fuera del PLD, quieren derribar. Por eso digo que su decisión de salir de nuevo a las calles no es tanto una reacción al proselitismo que despliegan sus compañeros de partido, sobre todo aquellos que han tratado de sacar gabela del recogimiento al que lo obligó la presión popular, como un recordatorio de que todavía sigue siendo el león que mas ruge, la maldita pared que tendrá que echar abajo cualquiera que en el partido de gobierno quiera tomarse en serio el cuento de la fábrica de presidentes.

El poder de la oración-. Residentes en San Fernando y Villa Vásquez, en la lejana Montecristi, han echado mano al poder de la oración en procura de lo que ya consideran un milagro: que el gobierno les preste atención y disponga el arreglo de las cloacas de ambos municipios, un tormento que vienen soportando durante años.

Por eso realizaron una jornada de oración frente a las oficinas de Inapa, que encabezó el obispo Diómedes Núñez junto a representantes de distintas denominaciones religiosas, quien hizo un ferviente llamado a las autoridades para que se conduelan de su situación. Pero no todo fueron oraciones y preces al cielo.

Voceros del Comité-Proconstrucción de las Cloacas advirtieron que esta es la última jornada en la que el pueblo sale a reclamar pacíficamente a las calles, pues la próxima vez que se junten no será a rezar sino a protestar, por lo que no se responsabilizan de lo que pueda ocurrir si producto de la frustración y la impotencia se desbordan los ánimos.


COMENTARIOS