Qué se dice

Claudio Acosta

¿Y los parqueos?.- Visto los resultados, nadie se atrevería a discutir que era necesario terminar con el caos y la arrabalización que se habían adueñado del Centro de los Héroes, lo que explica que fuera recibido con tanto beneplácito el operativo realizado conjuntamente   por el ayuntamiento del Distrito Nacional y AMET que cambió el sentido de dirección de algunas de sus calles para darle mayor fluidez al tránsito, prohibió el estacionamiento en las más importantes, y contempla también el embellecimiento del entorno con el mejoramiento del ornato  y la iluminación. Pero la decisión, si bien ha devuelto el orden y la limpieza al corazón institucional de Santo Domingo,  se ha convertido en una pesadilla para empleados y visitantes,    ciudadanos  que por una  razón u otra acuden a cualquiera  de las instituciones  públicas que ofrecen servicios  en la zona, que  tienen que dejar sus vehículos  a grandes  distancias a la buena de Dios o la miseriordia de los ladrones. Los inconvenientes que  confrontan visitantes y empleados, sin embargo,  se ha convertido en una bendición  para la AMET, que está lavando oro con las multas que impone a los  que todavía desconocen  las nuevas disposiciones y dejan sus vehículos en las  zonas prohibidas, por los q ue  tienen que pagar hasta 3,000 pesos si quieren  recuperarlos. Insisto: hay que aplaudir  y celebrar la desarrabalización del Centro de los Héroes, sobre todo la provocada por la  gran cantidad de vehículos parqueados  donde quiera y como quiera, que también se llevó de encuentro a venduteros y parqueadores, una molesta plaga fuente de frecuentes conflictos.  Pero  la nueva situación ha puesto en evidencia, de manera dramática, la necesidad urgente de construir parqueos  para  una zona que  visitan a diario  centenares de ciudadanos.