Qué se dice

Claudio Acosta

Presupuesto de la discordia.- A partir del rosario de inconformidades y quejas que se han producido en torno al Presupuesto General del Estado del 2014 habría que darle la razón al senador peledeísta por Elías Piña, Adriano Sánchez Roa, cuando lo califica como el más desequilibrado que ha pasado por sus manos en su ya larga carrera legislativa.

Ese ”desequilibrio” ha soliviantado los ánimos de algunos legisladores, capitaneados por el representante de San Pedro de Macorís, José María Sosa, que reclaman la asignación de mas recursos para la construcción de obras en sus comunidades, y con ese propósito han solicitado una audiencia al presidente Danilo Medina, quien hasta ahora solo ha dado la callada por respuesta. Para complicar aun mas las cosas, y como evidencia de que la pugna entre danilistas y leonelistas sigue viva y vigente en el peledeísmo, el senador por la provincia Peravia Wilton Guerrero llamó “irrazonables” a esos senadores, recordándoles que en ese Presupuesto hay consignados 185 mil millones de pesos para amortizar una deuda que no contrajo el presidente Danilo Medina. ¿Qué habrá querido decir?

¿Cuál es el misterio? Ha dado que pensar la decisión del la fiscal del Distrito Nacional, Yenny Berenice Reynoso, de anunciar el congelamiento de las cuentas bancarias “millonarias” de un exfuncionario público de la relevancia de Víctor Díaz Rúa, al que investiga por cargos de corrupción, estafa y lavado de activos, y no revelar el nombre de la persona o entidades que interpusieron las querellas que movilizaron la acción pública en su contra y del empresario Mustafa Abu Nabá. Por eso hay gente preguntándose si ese inusual comportamiento no tendrá algo que ver con las presiones que la fiscal insinuó estar recibiendo por haberle dado curso a esas querellas.