Qué se dice

Claudio Acosta

El gran sacrificado.- Ya es un hecho, confirmado con el envío al Congreso Nacional del adéndum del Presupuesto General del Estado del 2014: el Metro de Santo Domingo, la magna obra de los gobiernos del Partido de la Liberación Dominicana, será el gran sacrificado, pues la reducción del 68% a su presupuesto apenas alcanzará para mantener el servicio que ya ofrece a sus miles de satisfechos usuarios. Desde luego, es la peor noticia que se le puede dar a una población (poco más de un millón de personas, como se ocupó de precisar el alcalde de Santo Domingo Este Juan de los Santos, quien tan pronto supo la noticia pegó el grito al cielo) que se había creado grandes expectativas con la posibilidad de poder disfrutar de un sistema de transporte cómodo, eficiente, seguro y barato. Ahora se teme que la virtual paralización de los trabajos durante el 2014 a consecuencia de ese drástico recorte en su presupuesto impedirá concluir la segunda línea cuando concluya el actual período en el 2016, como ha ocurrido con las etapas anteriores, sincronía a la que el partido en el gobierno le ha sacado grandes dividendos electorales. Por eso ya hay gente dentro y fuera del PLD sacándole filo político a una decisión que afectará a una población cuantitativamente determinante, algo que ninguno de los líderes del peledeísmo gobernante, llámese Danilo Medina o Leonel Fernández, puede pasar por alto, lo que también explica el optimismo del alcalde De los Santos cuando expresa su confianza en que los cuartos para concluir la segunda línea del Metro finalmente aparecerán. ¿Usted qué opina?

Escalofriante.- No hay otra palabra para describir el dato ofrecido por la doctora Rosa María Morel, directora del hospital infantil Arturo Grullón, de Santiago, quien reveló que de un promedio de 35 niños que mueren mensualmente en ese centro de salud en su mayoría son a causa de accidentes de tránsito.