Qué se dice

Claudio Acosta

Sicarios S.A.- El desmantelamiento de una banda de sicarios a la que se atribuye decenas de asesinatos y de la que formaba parte un influyente y acaudalado oficial de la Policía Nacional es tan solo otra prueba más de que la industria de los crímenes por encargo, sobre todo al servicio de las bandas de narcotraficantes que operan en el país, es una realidad con la que estamos conviviendo. Pero más allá del hecho, ciertamente inquietante, de que nueva vez se pone en evidencia la connivencia de miembros de nuestros cuerpos armados y policiales con el narcotráfico, el apresamiento de los 13 miembros de esa banda sacó a relucir un detalle siniestro: el hallazgo de un altar dedicado a la Virgen María, propiedad del sicario colombiano Gallego Cárdenas (El Paisa), adornado con 27 balas, una por cada asesinato cometido. Lo que no aclaran las crónicas periodísticas que refieren el hecho, y es probable que no lo sepamos nunca, es cuántos de esos asesinatos fueron cometidos en el país. Pero de una cosa sí podemos, desgraciadamente, estar seguros: el sicariato llegó a para quedarse.

En campaña.- Es tan excesiva y profusa la propaganda electoral desplegada por los aspirantes a cargos electivos en la Universidad Autónoma de Santo Domingo (UASD), que deberá elegir a sus nuevas autoridades el 15 de febrero del 2014, que la Comisión Central Electoral se vio obligada a ordenarle a los candidatos que las retiren de inmediato. Según el organismo, la campaña electoral se ha convertido en una desenfrenada guerra de pancartas y un ambiente cargado de contaminación que no ha respetado ni las áreas verdes. ¿Tan buenos son esos carguitos?

Inquietud.- Espero que el economista Jaime Aristy Escuder, autor del polémico libro “El Lado Oscuro de la Sun Land”, no se le haya ocurrido poner a circular esa obra en Australia. No, por nada.