Qué se dice

Claudio Acosta

Falta de interés.- Si alguien a usted le pregunta porqué en la lucha contra la corrupción la impunidad es la regla en lugar de la excepción en la República Dominicana, no se rompa la cabeza buscando explicaciones en la sociología, las ciencias políticas o la historia, pues resulta un ejercicio inútil, innecesario y sobreabundante. Limítese, simplemente, a ponerle un ejemplo práctico, de esos que solemos presenciar, con insultante frecuencia, en nuestra vida institucional, porque son los que mejor explican la situación en la que nos encontramos y quiénes son los responsables. Y nada más ilustrativo de ese estado de cosas que el anuncio que acaba de hacer el Director General de Aduanas, Fernando Fernández, de que desistió de la acusación contra varios hijos de exfuncionarios del pasado gobierno a los que se acusa de una estafa de más de cien millones de pesos en perjuicio de la oficina regional de esa institución en Santiago, bajo el argumento de que ya no tiene sentido seguir gastando dinero en abogados. “Para nosotros ya no tiene sentido. El Ministerio Público que lo persiga y lleve hasta las últimas consecuencias y si puede encontrar los RD$100 millones de los cuales se habla y devolverlos al fisco felicidades, pero ya no tenemos nada que buscar ahí”. Demás está decir que otra hubiera sido la actitud del Director de Aduanas si en lugar de esos 100 millones de pesos pertenecer a un Estado sin dolientes, convertido en festín para satisfacer la codicia y la rapacidad de los políticos que nos han malgobernado durante las ultimas décadas, se tratara de su propio patrimonio o el de su familia todavía estaría buscando “sus cuartos”. Ahora la acusación queda en manos de la Procuraduría Fiscal del Distrito Judicial de Santiago, que ya ha dicho a través de su titular, Luisa Liranzo, que continuará el proceso contra los implicados en la millonaria estafa, pero en eso está desde julio del 2010, cuando fueron sometidos, sin conseguir llevarlos todavía a juicio de fondo. ¿Será también por falta de interés?