Qué se dice:US$39.7 millones tirados a la basura

Claudio Acosta

Si esta fuera una democracia de verdad, con una oposición verdadera, la publicación del informe elaborado por el Departamento  Informático de la JCE sobre los equipos adquiridos  para los pasados comicios,  donde se  señala que la empresa Indra Sistema tuvo el control absoluto del procesamiento de los resultados de los colegios electorales,  que luego retransmitía a los servidores del organismo electoral, hubiera provocado un terremoto político con  consecuencias sobre la credibilidad del proceso y  la legitimidad de   las autoridades electas. Y ocurrió así, según el informe, a pesar de la oposición de los propios informáticos del organismo electoral, que nada pudieron hacer para impedir que el poder omnímodo  que gobernaba en la JCE impusiera sus designios, que a juzgar por el tollo en el que desembocó su   invento  no eran  claros ni santos. Se impuso, contra todas las advertencias,  la   improvisación, por lo que cerca de la mitad de los 15,339 colegios electorales tuvieron que ser procesados de manera manual debido a que fallaron los equipos  electrónicos de transmisión de resultados. Equipos que, en su conjunto, costaron 39.7 millones de dólares,  que  para colmo tampoco podrán utilizarse en las próximas elecciones y probablemente nunca jamás, por lo que puede afirmarse, sin que suene  a exageración, que  ese dinero se tiró a la basura. ¿Y saben  lo peor? Que en la basura se quedará (por supuesto, la JCE  tendrá que pagar la deuda en la que incurrió  para comprarlos), como tampoco  habrá consecuencias para el responsable del dispendio, a quien solo  le basta con ordenarle  a su secretaria que no le pase llamadas de periodistas para librarse  del problema. Muy distintas  fueran las cosas si, como dije al principio, esto fuera una democracia de verdad, con una verdadera oposición, pero para eso falta tanto que de tan solo pensarlo dan ganas  de coger la primera yola que salga para cualquier  parte.


COMENTARIOS