Qué se dice: PLD vs. PLD (Una propuesta indecente)

Claudio Acosta

Si de buenas intenciones  están empedrados los caminos del infierno lo mismo puede decirse, aunque la comparación pueda parecer exagerada, de las soluciones o  bajaderos que se le están buscando a la crisis que mantiene al PLD coqueteando peligrosamente con la división.  Con el agravante, en el caso del partido de gobierno, de que la confrontación entre danilistas y leonelistas ha alcanzado un nivel de crispación y desconfianza tal que ya no es posible creer en las buenas intenciones de sus contrarios. Es  lo que explica la pobre receptividad  que ha tenido la propuesta “salomónica” del vocero peledeísta en la Cámara de Diputados, Gustavo Sánchez, que al decir del proponente ya está en manos de la dirección de su partido así como de la Comisión Bicameral que trabaja en  la empantanada Ley de Partidos. ¿Qué dice esa propuesta? Básicamente que para las elecciones del 2020 se mantengan, como hasta ahora, el sistema de  primarias cerradas, y que para el 2024 sean abiertas, simultáneas y  utilizando el padrón de la Junta Central Electoral (JCE). La reacción de los  leonelistas, que han defendido a capa y espada (y con la Constitución en las manos) las primarias cerradas,  no se hicieron esperar,  expresando abiertamente  su temor de que  en una eventual reforma de la Constitución le metan de contrabando  la reelección  del presidente Danilo Medina, o simplemente descalificándola  por “absurda” y “doblemente inconstitucional”. Poco faltó para que calificaran de indecente la propuesta del vocero  peledeísta en la Cámara de Diputados, quien debe sentirse tan frustrado como preocupado  al comprobar que las cosas  han llegado tan lejos en el PLD que ya no  hay espacio ni  para las soluciones salomónicas.


COMENTARIOS