Qué se dice.Del mismo palo

Claudio Acosta

J. Osiris Mota, miembro del Comité Central del PLD, acaba de publicar un extenso artículo en El Nacional, a propósito del 44 aniversario de la fundación de ese partido, con el sugestivo título “Vicios pequeño burgueses dominan a los líderes del PLD”. Un valiente ejercicio de autocrítica digno de tener imitadores, comparto con mis lectores algunos de sus pasajes, en el entendido de que nadie sabe mejor lo que está ocurriendo, puertas adentro, en el partido de gobierno, que los propios peledeístas.

” Falsa preocupación.- Hoy todos decimos preocuparnos por la unidad, pero hasta aquí vemos mas hipocresía que verdadera preocupación, por que no vemos planteamientos y ejercicios reales sobre construir una verdadera unidad para que el partido asuma su papel ante la sociedad como ente renovador e impulsor del desarrollo humano. Porque la única preocupación de los dirigentes del PLD es perder el poder por sus luchas intestinas por el dominio de los espacios de dirección y fuentes económicas. Esto último, en definitiva, es lo que mas fuerza tiene en la lucha por la obtención de la hegemonía del partido, y lo que mas daño hace al partido y a la democracia. Nos salva el hecho de que no tenemos una oposición con responsabilidad y respeto…” “Concretamente, no tenemos un partido político. Podemos llamarlo de cualquier otro modo. Porque la organización no existe si sus miembros no sostienen reuniones regulares para hacer planes estratégicos sobre los fines para los cuales se juntaron; no tienen procesos porque no tienen labores, metas, objetivos etc… Cuando reunimos a un grupo de compañeros nos damos cuenta de que en su mayoría los mueve el interés particular de un jefe por razones económicas, familiares o de amistad o convergencia de intereses, pero no porque busquen desarrollar un proyecto a favor del país.”