Qué se dice: Vivito y coleando

Claudio Acosta

Con la ardorosa y oportuna defensa de Margarita, su esposa, parecía suficiente, sobre todo si tomamos en cuenta que el expresidente no suele ser muy asequible, mucho menos para responderle  a sus enemigos. Pero el Leonel Fernández con el que se tropezaron  los reporteros que asistieron a un conversatorio sobre Geopolítica  celebrado en la  PUCMM se encontraron con un Leonel Fernández distendido, locuaz y de muy buen humor, dispuesto incluso a bromear. “¿Querían saber si estaba vivo o si estaba muerto? Tóquenme ahí. ¿Qué les parece? ¿Cómo me ven? Si estoy muerto han cometido un error, porque no me han enterrado”. Se refería, obviamente, a las declaraciones del expresidente Hipólito Mejía en   las que lo llamó  muerto  político, un tiro que le salió por la culata pues al día siguiente el presidente del PLD apareció  encabezando las preferencias  electorales de acuerdo a una encuesta de la firma Latin Insights. No hay que  hacer muchas averiguaciones para saber el origen de ese buen talante, empezando por la ya citada encuesta, que apareció tan solo unos días  después del reporte  de   The Economist  que señala que Fernández será el candidato del PLD en el 2020 y el ganador de las elecciones. Confío en  que el pronóstico esté equivocado, pero hay que   reconocer el buen momento político por el que atraviesa Leonel. Y al igual que los peloteros cuando están enrachados todo le sale bien, pues  las maquinaciones y maniobras del danilismo para tratar de imponer las primarias abiertas, por encima de la cabeza de todo el mundo,  terminarán convirtiéndolo  en el   gran ganador de ese prolongado y tirante escarceo, sin importar si se aprueba la Ley de Partidos  o regresa al limbo en el que ha estado confinada, por la voluntad expresa de nuestros políticos,  durante casi veinte años.


COMENTARIOS