Qué se dice : En minoría

Claudio Acosta

-”La posición de peledeístas dignos hubiese sido que ante semejantes acusaciones y cuestionamientos, ambos voluntariamente se hubiesen apartado de los cargos que ostentan y evitasen mayor bochorno a nuestro partido y al legado de nuestro fundador Juan Bosch”. A estas alturas ya no es necesario que les diga a quiénes se refiere la Vicepresidenta de la República, Margarita Cedeño, pues la petición del doctor Francisco Domínguez Brito de que el Comité Político   destituya  de sus cargos a Víctor Díaz Rúa y al senador Félix Bautista es la comidilla dentro y fuera del PLD. Y si aceptamos como buena y válida la opinión  de la doctora Cedeño habría que concluir  que el único acusado de corrupción que se ha comportado a la altura, como un peledeísta  digno que quiso evitarle el bochorno  a su partido  y al legado del profesor Juan Bosch, fue Temístocles Montás,  quien pidió al Comité Político que lo suspendiera temporalmente  hasta que pudiera probar su inocencia ante la justicia. La posición frente  a la corrupción y los corruptos  expuesta por  la Vicepresidenta, quien dice ser partidaria de que el tema sea discutido en el Comité Político, al igual que el comportamiento de Temístocles Montás  desde que se enteró de las acusaciones   su contra, contrastan con las posiciones de  legisladores  y dirigentes  del partido oficial que han opinado sobre la solicitud  de Domínguez Brito, y ni hablar de los propios acusados, que dicen estar de lo mas quitados de bulla. Si se fija usted bien, querido lector, se dará cuenta de que los “peledeístas dignos”, los que expresan con sus palabras o  sus acciones su preocupación  por el daño  que causa la  corrupción al  PLD y sus posibilidades  de mantenerse en el poder, están en minoría. Y no tengo que decirles, a estas alturas, lo que eso significa.