Qué Se Dice. Misión imposible

Claudio Acosta

Es cada vez más amplio y numeroso el coro de dirigentes del Partido de la Liberación Dominicana que pide que el Comité Político se reúna para tratar las acusaciones de corrupción que pesan sobre sus secretarios de Organización, el senador por San Juan Félix Bautista, y de Finanzas, el ingeniero Víctor Díaz Rúa, pero en las presentes circunstancias esa es una misión imposible. Esas acusaciones, que involucran a dos dirigentes muy cercanos (dicen que uno de ellos es su alcancía) al expresidente Leonel Fernández, han servido también para airear los niveles de confrontación entre los seguidores del exmandatario y los del presidente Danilo Medina, en un PLD que inició a destiempo, según Monchy Fadul, su campaña interna por la candidatura presidencial, en violación a una decisión tomada a unanimidad por el Comité Político. Por eso no debe sorprender que el exvicepresidente Rafael Alburquerque, conocido leonelista, calificara ayer de sesgadas y parcializadas las peticiones de que se convoque a ese organismo para sancionar a Bautista y Díaz Rúa, pues otros importantes dirigentes del partido de gobierno también están encartados en otros expedientes de corrupción y sin embargo esas peticiones se limitan solo a ellos dos. Y advirtió, con tono de jurista y profesor universitario, que el PLD no puede sancionar a ningún acusado de violar una disposición legal, a menos que en su contra pese una sentencia que haya adquirido la condición de la cosa irrevocablemente juzgada. En ese ambiente de tensiones y crispación es fácil entender las resistencias a convocar al Comité Político, encuentro que pudiera convertirse en un escenario de confrontación para dar rienda suelta a recriminaciones y acusaciones, lo que deterioraría aun más el clima de convivencia interna (en el “mínimo tolerable”, según conocedores de la situación) que necesita el PLD para llegar al 2020 con posibilidades de retener el poder.


COMENTARIOS