Qué Se Dice. La “bomba” del PRM

Claudio Acosta

Cierto es, como afirman los diputados leonelistas, que obligar a la JCE a organizar y supervisar los procesos internos de los partidos resultaría demasiado complejo y costoso para el organismo, que se enfrentaría así a un problema de logística insalvable que, como advertía recientemente la Fundación Institucionalidad y Justicia, podría afectar su credibilidad, y por vía de consecuencia también la de las elecciones generales a celebrarse en el 2020. Pero esa no es la única razón por la cual el vocero de los diputados leonelistas, Juan Quiñones, se opone a que la JCE asuma una responsabilidad que, a su juicio, no le compete, ni tampoco la verdadera. Porque lo que realmente inquieta, perturba y preocupa al leonelismo de la nueva propuesta de Ley de Partidos Políticos presentada por el PRM ante la Comisión Especial de la Cámara de Diputados que estudia las propuestas que hay sobre la mesa es que establece que cada organización escoja libremente el método de elección de sus candidatos, lo que también apoyarían, por razones que huelga explicar, los danilistas. El senador peledeísta Arístides Victoria Yeb, quien participa en calidad de observador de los trabajos de esa comisión especial, dio señales de que ya sabía por dónde venían los tiros cuando la semana pasada declaró que la nueva propuesta del PRM arrojaría una “bomba incendiaria” al interior del PLD. Y explicó porqué: trasladaría hacia ese volátil escenario la confrontación entre los seguidores del expresidente Leonel Fernández y el presidente Danilo Medina. Con todos los riesgos que eso implica, agrega un servidor, para un partido en el que, por no existir un árbitro que sea confiable para unos y otros, nadie sabe qué ocurrirá luego de la explosión y sus previsibles daños.