Qué se dice : Pelegrín se defiende

Parece una excusa o una justificación para salir del mal paso, pero lo cierto es que no anda descaminado Pelegrín Castillo, vicepresidente de la FNP,  cuando señala al PLD y los  gobiernos  de Danilo Medina como los responsables de la debilidad que hoy exhibe la oposición, en el centro del debate público desde que el Ministro Administrativo de la Presidencia, José Ramón Peralta, declaró en una entrevista que los partidos de oposición no sirven de contrapeso al gobierno porque carecen de fuerza política e institucional y no saben lo que quieren, lo que días después remachó el expresidente Leonel Fernández cuando  en el discurso  en el que anunció su candidatura presidencial  ninguneó a la militancia del PRM, principal fuerza opositora. El exdiputado y exministro  de Energía  y Minas acusó directamente “al equipo gubernamental”  de permanecer en el poder gracias a que fomenta la división en los partidos de oposición, imponiéndole al país un sistema clientelista, populista y patrimonialista que debilita al Estado y daña la democracia,  estableciendo un sistema de “relaciones políticas degradadas” en las que reparte como favores lo que debe garantizar como derechos. Quien haya vivido en el país los últimos  veinte años tendría, necesariamente, que darle la razón, pero también recordarle que la estrategia de dividir, y de ser posible destruir, a los partidos  de oposición empezó con los gobiernos de Leonel Fernández, al que la memoria selectiva de Pelegrín excluyó. Desde luego, eso no libera de culpas ni responsabilidades a un liderazgo con mas ego que visión política,  incapaz de ver lo evidente, que solo un amplio frente opositor podrá sacar al PLD del poder que controla y administra con vocación de perpetuidad.


COMENTARIOS