Qué se dice: El “error ” de Lucía

Claudio Acosta

Siete días y siete noches necesitó la diputada peledeísta por San Juan Lucía Medina para aclarar el “error” que la convirtió, para su pesar, en protagonista de las redes sociales, donde un video que se convirtió en viral muestra que a las mochilas que repartió a estudiantes pobres se les sustituyó el logo del Ministerio de Educación  por el  de su fundación. Con los ojos llorosos y visiblemente afectada la legisladora agotó un extenso turno durante la sesión del pasado martes, en el que explicó que ordenó a un suplidor la confección de 3,000 mochilas, por las que una  empresa propiedad de su esposo pagó 200 mil pesos por adelantado, que sin consultarla ni informarle tomó mochilas que había fabricado para  la entidad oficial y le pegaron el logo de su fundación. “Conocen mi trayectoria. Yo no tengo que hacer una cosa para ocultar otra que haya hecho. Yo soy transparente…”. Se trató, para los que quieran  creer en las explicaciones de la hermana del presidente Danilo Medina, de un “error de producción” que el suplidor de las mochilas atribuyó a la prisa con que se le requirió su entrega, y colorín colorado  aquí  nada ha pasado porque estamos todos del mismo lado. (Perdón por la rima). Pero hay otro error que la diputada peledeísta por San Juan  no podrá quitarse de encima por mas piruetas y maromas que haga, como lo es haber esperado siete días y siete noches para ofrecer una explicación que bien pudo haber dado al día siguiente  (los cheques y facturas que mostró como “pruebas” siempre estuvieron ahí si es verdad que las mochilas se pagaron por adelantado) de la publicación del video, con lo que su aclaración habría resultado mas creíble y  convincente y no tendríamos  la necesidad de ponerle comillas a un “error” en el que muy pocos creen.