Qué  se dice

http://hoy.com.do/image/article/772/460x390/0/0BB5E861-D41A-44DE-B5B6-9ED8452BEF19.jpeg

Un encuentro inoportuno.- Es posible que los peledeístas, siempre tan cuidadosos de sus trapos sucios, tengan alguna explicación más o menos creíble sobre el encuentro del expresidente Leonel Fernández con senadores del Partido de la Liberación Dominicana, con los que abordó, según las explicaciones ofrecidas por Reinaldo Pared Pérez, la conveniencia de aprobar la reforma fiscal.

¿No se suponía que ya a los legisladores peledeístas se les bajó línea a través del Comité Político? ¿Quién convocó ese encuentro, en vísperas del envío al Congreso del proyecto de reforma, no se dio cuenta de que el mensaje que se envía es de que Fernández es quien manda en el Senado? ¿O esa era la intención? Como era de esperarse, y sobre todo conociendo  como ya conocemos al doctor Fernández Reyna, el encuentro ha provocado sorpresa y una y mil conjeturas sobre su verdadero propósito, empezando por la más socorrida de todas; el  protagonismo del exmandatario, expresión de su inocultable afán de seguir gravitando, con su  influencia y sus acciones, sobre la vida nacional.

Abordado por los periodistas que cubrieron el encuentro, el también presidente de la Fundación Global Democracia y Desarrollo rehusó responder cualquier pregunta declarándose en “cuarentena verbal”, pero a decir verdad no hacía falta que ofreciera declaraciones. Son las acciones de los hombres, no sus palabras, las que realmente hablan de sus intenciones y propósitos, por lo que en su caso y la reunión que sostuvo con los   senadores  peledeístas el mensaje nos ha llegado clarito.


COMENTARIOS