Hoy Digital

Qué se dice: cambio de uniforme

El ministro de Educación se hubiera ahorrado algunas  críticas   al cambio de uniforme que se utiliza en las escuelas públicas, en lo que se invertirán RD$639,576,485 millones, si al acto en el que hizo el anuncio hubiera invitado a la prensa para  que los periodistas tuvieran  la oportunidad de hacer todas las preguntas necesarias sobre las razones, motivos y circunstancias que lo llevaron a esa decisión, empezando por su pertinencia y oportunidad. ¿Qué tan prioritario y urgente es cambiar las tradicionales camisas azules por coloridos poloshirts? ¿Se van a cambiar porque hay dinero para cambiarlo,  o porque ahora fue que descubrieron los técnicos de Educación que vivimos en el trópico y que las camisas son demasiado calurosas? El arquitecto Andrés Navarro afirma, muy orondo,  que los nuevos uniformes “están acorde con los parámetros de excelencia de la revolución educativa del presidente Danilo Medina”, pero es evidente que el cambio no se consultó con todos los involucrados.  Ayer  varias asociaciones textileras del Cibao solicitaron al Ministerio de Educación  reconsiderar la medida  para darles oportunidad de que agoten sus inventarios, y las materias primas para su producción. La Asociación de Industriales Textiles del Cibao y Norte (ASITEC), la Asociación de Pequeñas y Medianas Empresas Textileras (APYMETEX) y la Asociación de Textileros Dominicanos (ASOTEDOM), explicaron que  han hecho grandes inversiones en equipos, materias primas y capital humano para suplir la demanda y los plazos de entrega de INABIE, por lo que serían severamente perjudicados con un cambio que se quiere hacer de un año para otro. Ojalá que en  el Ministerio de Educación   pongan atención  a la situación de esas empresas, pues no sería justo que por imprevisión o mala fe (cuando hay tanto dinero de por medio no se puede descartar nada) se conviertan en víctimas  de la cacareada  revolución educativa.