Qué Se Dice. En piloto automático

Claudio Acosta

Que sepan los que no llevan anotaciones que no es la primera vez que Carlos Amarante Baret, Ministro de Interior y Policía y miembro del Comité Politico, critica con dureza a su partido y, sobre todo, a su dirección, pues hace apenas seis meses, en agosto del 2017, en una extensa entrevista que concedió al periódico El Caribe declaró que el PLD está petrificado, sumido en un inmovilismo que puede conducirlo al fracaso, por lo que su consigna debería ser “renovación o muerte lenta”. Ayer, simplemente, volvió a repetir mas o menos lo mismo, pero como la salud del paciente, por así decirlo, ha empeorado, también el diagnóstico, pues según Amarante Baret el partido fundado por el profesor Juan Bosch muestra preocupantes síntomas de arteroesclerosis, por lo “que necesita darse un baño de juventud, abrirle las puertas de par en par a los jóvenes y las mujeres, como una manera de que el partido se rejuvenezca, que el partido se oxigene”. El funcionario no se limitó a tirarle puyas a la gerontocracia enquistada, mientras vida tenga, en el Comité Político, pues al igual que otros compañeros de partido dijo estar preocupado porque sus miembros hace demasiado tiempo que no se reúnen. Nada ni nadie garantiza, sin embargo, que el responsable de convocar al máximo organismo de dirección peledeísta, el expresidente Leonel Fernández, se dé por aludido y complazca al creciente coro de reclamantes, por lo que no puede descartarse que siga a la espera de que se den “las condiciones objetivas” para hacerlo y poder salir políticamente indemne. Pero al dejar que el PLD siga el actual derrotero en piloto automático los peledeístas corren el riesgo, como advierte Amarante Baret, de que los conduzca derechito al fracaso en el 2020.


COMENTARIOS