Qué se dice : CMD a la carga

Claudio Acosta

El Colegio Médico Dominicano volvió a desafiar la prohibición de las  autoridades de salud de ofrecer declaraciones a los medios, al denunciar desde Santiago  el “colapso” del  sistema de salud  en el Cibao. El doctor Luis Faringthon Reyes, presidente del gremio en ese municipio,  se quejó  de las condiciones  en que se encuentran  los principales  hospitales de la región, el Cabral y Báez, el infantil Arturo Grullón y el presidente Estrella Ureña, que solo pueden ofrecer 140 camas, de las 500 conque contaban esos centros, para acoger pacientes de las catorce provincias de la  región Norte. Según el doctor Faringthon Reyes el caso del Estrella Ureña, que  según estadísticas  del CMD presenta el segundo mayor número  de muertes de recién nacidos a nivel nacional, es particularmente dramático. No cuenta con un banco de sangre, por lo que en caso de que el paciente requiera una transfusión tiene que ir a comprarla en otro lugar; falta personal  de cirugía, medicina interna y ortopedia; como no hay planta eléctrica  no se pueden hacer operaciones de noche; el departamento de esterilización, donde se esteriliza la ropa y el instrumental  para ser utilizado por los pacientes, no funciona; no hay agua en los quirófanos y de siete que tiene el hospital solo dos funcionan,  mientras cuentan con un tomógrafo nuevecito que no ha podido entrar en servicio por la falta  de un UPS. También lamentó  la lentitud conque marcha la reconstrucción del Cabral y Báez, que lleva cinco años, pero sobre todo   que se les exija cumplir  los protocolos cuando carecen de las cosas básicas  que debe tener un centro de salud. Estoy seguro de que  en el Servicio Nacional de Salud no comparten  la gravedad del diagnóstico,  pero el panorama  descrito es suficiente para entender  porqué se quiere  ocultar una realidad tan vergonzosa como  injustificable.