QUÉ SE DICE :Ni ellos se lo creen

Que el Comité Político le restituyera al Congreso Nacional    su facultad de conocer,  discutir y aprobar sin injerencias ni intromisiones las leyes de Partidos y de  Régimen Electoral ha merecido aplausos y  reconocimiento,  como si hubiera que agradecerle a la dirigencia peledeísta  que haya permitido  que la democracia dominicana  funcione como corresponde. Lo que, desgraciadamente, no es tan sencillo, como  evidencian las reacciones de incredulidad  conque sus legisladores recibieron la noticia de que se les dejará en libertad de actuar de acuerdo a  su íntima convicción en el  tema de las primarias. La del vocero de la bancada peledeísta en la Cámara de Diputados, Gustavo Sánchez, es de antología, pues muestra lo acostumbrados que están  a funcionar como sellos gomígrafos de su partido o del Poder Ejecutivo, que en este caso es  lo mismo, y también lo poco dispuestos que están a hacer  algo para que esas cosas cambien. Para el vocero peledeísta, el Comité Político ha creado   las condiciones  para que las convicciones  de cada legislador se conviertan  en un obstáculo para alcanzar un consenso que propicie  la aprobación de la Ley de Partidos en la próxima legislatura, y todo se quede como está. Y parece que no anda descaminado  en su apreciación,  pues el vocero de los diputados del PRD, Radhamés González, cree muy difícil que el tema de las primarias  pase en esa cámara debido a que ninguno de los líderes del PLD  cuenta con la  mayoría calificada necesaria. Eso le daría la razón a los que piensan que, mas que una oportunidad para que el Congreso apruebe  la Ley de Partidos que cocina a fuego lento desde hace mas de veinte años, la maniobra del Comité Político volverá a poner en evidencia  el control del partido oficial  sobre los poderes públicos, pero sobre todo la necesidad urgente de liberar a la democracia dominicana de ese control para que pueda servir a los intereses y necesidades de todos los ciudadanos  y no solamente  de los peledeístas.


COMENTARIOS