Qué se dice: No os desespereis

Claudio Acosta

La frase la popularizó, para los que ya no se acuerdan, el exprocurador general  Víctor Céspedes durante el gobierno del PRD y de Hipólito Mejía, pero sin querer queriendo ayer nos la recordó el actual Procurador Jean Alain Rodríguez, quien pidió a  los encartados en el caso Odebrecht no desesperarse, pues en junio próximo todas sus preguntas  e inquietudes  sobre su vinculación con el caso quedarán respondidas en la acusación que se depositará ante el juez especial de la Suprema Corte de Justicia que lleva el proceso, el magistrado Francisco Ortega. El funcionario respondió así a los periodistas que quisieron conocer su opinión sobre recientes declaraciones del senador  peledeísta por San Cristóbal  Tommy Galán, quien anunció que solicitará el archivo del expediente debido a que no tiene absolutamente nada que ver con ese proceso. También aprovechó la ocasión el Procurador General  para defender y resaltar el arduo trabajo realizado por sus fiscales adjuntos para sustentar un expediente que garantice que no habrá impunidad, como si adivinara que ese es precisamente el   temor que comparten tantos ciudadanos que observan con escepticismo  el curso de un proceso  que, por tener repercusiones  en otros países donde Odebrecht también pagó sobornos  para asegurarse la contratación de obras, le permite hacer comparaciones entre lo que se ha hecho en esos países y lo que se ha hecho aquí, donde no hay ni un gato barcino preso, y sacar sus propias conclusiones más allá de lo que diga o prometa el Ministerio Público. Pero en el punto en el que estamos  no tenemos mas alternativa que esperar sin desesperarse, como recomienda con sorna el Procurador, a que se deposite el expediente acusatorio y arranque el juicio de fondo, pues será al final de ese tortuoso recorrido cuando sabremos si el mayor escándalo  de corrupción de nuestra historia será también el mayor fiasco de nuestro sistema de  justicia.