Qué se dice: Políticos en picada

Claudio Acosta

De las encuestas, al igual que las fiestas, cada quien habla “a sigún” como le fue o como se sintió tratado, por lo que nadie debe sorprenderse de lo bien que cayeron los resultados de la primera entrega del año de la encuesta Gallup-Hoy, que empezó a publicar  ayer este diario, entre los leonelistas, que están celebrando el virtual empate entre el expresidente Leonel Fernández (18.7%) y el presidente Danilo Medina (19.7%), cuando se le preguntó a los encuestados quién debería ser el candidato presidencial del PLD en el 2020. Y como están las cosas, en estos momentos, en el partido de gobierno, esos resultados solo  añaden más combustible a un pleito casao que muchos temen, con razón, degenere  en una crisis divisionista. José Izquierdo, de los leonelistas que se han colocado en la primera  línea de batalla, lanza en ristre, para asegurarse que el expresidente  sea el candidato, cree que ese virtual  empate a quien favorece es  a su líder, pues el presidente Medina –razona– está impedido de ser candidato por una prohibición expresa de la Constitución. Y agrega que, gracias a ese impedimento, el camino del expresidente hacia la candidatura presidencial está despejado, pues a lo interno del PLD no tiene competencia, algo en lo que, por cierto, le acaba de dar la razón Gallup-Hoy. Ni a danilistas ni a  leonelistas  les conviene, sin embargo, sacar  conclusiones  tan pronto y faltando tanto tiempo todavía para las elecciones, pero unos y otros deben poner toda su  atención al siguiente  dato: la mayoría (46%) todavía no sabe quién debería ser el candidato en el PLD, y lo mismo ocurre (49.9%) con el PRM. ¿A qué atribuir esa indefinición o falta de interés? ¿Al poco atractivo de las candidaturas conocidas? ¿A la  crisis de credibilidad de  los partidos? ¿Empezaremos a ver los efectos de esa crisis en el 2020? ¿Se estarán dando cuenta los políticos, demasiado atareados peleándose por  candidaturas? Vamos a dejárselo de tarea.