Qué se dice : Salto al vacío

Claudio Acosta

No hacía falta  que el doctor Prim Pujals Nolasco invocara el fantasma de  Joaquín Balaguer, al que sirvió casi con devoción,  para que entendiéramos lo que quiso decir cuando advirtió al expresidente Leonel Fernández y al presidente Danilo Medina que deben propiciar la unidad del PLD o el país podría dar un salto al vacío. Porque hubo un tiempo bastante largo, decapitada la feroz dictadura, en el que la democracia dominicana caminó sobre la cuerda floja, coqueteando peligrosamente con el  abismo, pero a estas alturas se supone que esos fueron  tiempos felizmente superados. Es evidente, por supuesto, que ese no es el caso del senador de Samaná, quien al parecer  no cree que la democracia dominicana es lo sufientemente fuerte y madura para resistir una crisis divisionista  en el partido de gobierno, y estoy seguro de que a todos los peledeístas, no solo al doctor  Pujals  Nolasco, les gustaría que el resto del país pensara lo mismo. Culpas son, probablemente, de su larga permanencia en el  poder, pero igualmente del hecho, para nada fortuito, de que se han esforzado hasta llegar a   controlar todos los poderes del Estado; y quieren seguir controlándolos, pues como nunca se cansó de repetir  mi padre el dulce no amarga a nadie, y dicen que no hay nada más dulce que las mieles del poder. Lo cierto es, sin embargo, que el mundo no se va  acabar si el pleito entre danilistas y leonelistas por la candidatura presidencial del 2020 divide al PLD, y hasta es probable que eso sea lo que más le convenga  a la democracia dominicana, que por el camino que lleva va derechito hacia una cleptocracia. Y eso, aunque el senador Pujals Nolasco diga lo contrario,  es muchísimo peor que el salto al vacío con el que, después de todo,  estamos tan familiarizados.


COMENTARIOS