Qué se dice: Verde oposición

Un grupo de diez estudiantes mantuvo en ascuas, durante casi siete horas, a los miembros del cuerpo de seguridad del Procurador General, Jean Alain Rodríguez, luego de que lograran llegar hasta el ante despacho  del funcionario y una vez allí se despojaran de la parte superior  de sus vestimentas  para mostrar  un vistoso t-shirt con la siguiente inscripción: “Cárcel a los corruptos. No a la Impunidad”. La burlada seguridad trató de  que abandonaran el lugar de inmediato, pero se dieron cuenta de que no podrían   convencerlos por las buenas  cuando  se sentaron en el suelo  y anunciaron  que no se irían de allí  “hasta que el gobierno dominicano y sus maltrechas instituciones entreguen al conocimiento público toda la documentación sobre las acusaciones donde se mencionan los nombres de decenas de funcionarios públicos y dirigentes políticos posiblemente involucrados en el caso Odebrecht”. Por supuesto, no tuvieron que esperar tanto, pues seis horas después, y solo cuando un funcionario de la Procuraduría   recibió el documento que querían entregar, abandonaron el edificio por sus propios pies y la satisfacción  de la misión  cumplida.   Esa  “oposición”  es la que tiene de vuelta y media al gobierno, que  no acaba de entender porqué protestan los ciudadanos “de corazón verde”, lo que lo lleva a dar palos de ciego y cometer torpeza tras torpeza,  desde tratar de amedrentar  a los dirigentes de la Marcha Verde advirtiéndoles  que vigila sus pasos y escucha sus conversaciones, hasta plantar una bolsa de cocaína a uno de sus activistas  mas conocidos. Porque  quien ha convertido  en “oposición” al Movimiento Verde y sus simpatizantes ha sido  el propio gobierno, y la explicación es tan sencilla como evidente: no se le ve dispuesto a     poner fin a la corrupción y la impunidad  sino todo lo contrario, como evidencia el manejo que le ha  dado  –para poner el ejemplo mas fresco y reciente- al escándalo de los sobornos  que admitió haber pagado aquí  Odebrecht.


COMENTARIOS