Quemaduras, tercera causa de accidentes en niños

2C_¡Vivir!_03_3,p01

Ocupan el tercer o cuarto lugar en frecuencia según las edades y suponen una importante causa de muerte accidental para los menores de 1 año y para el grupo de 5 a 9 años.
El mecanismo de producción es diverso. El niño vierte sobre sí mismo líquidos calientes, cae sentado sobre algo caliente, contacta con superficies de temperatura elevada, juega con fósforos y prende ropas que se incendian fácilmente.
Nuevamente, es la cocina el lugar donde se produce la mayoría de los accidentes y, en la mayoría de los casos, los sujetos afectados son niños de 1 a 4 años, en quienes estas lesiones revisten mayor gravedad.
Las caídas con riesgo son las que se producen desde una altura importante que, si es mayor de 5 m se convertiría en precipitación desde ventanas y balcones, hoyos, terreno, árboles.
¿Qué medidas de prevención se puede tomar para evitar las lesiones no intencionales?
El 90 % de las lesiones no intencionales se puede prevenir.
Las medidas preventivas y las que minimizan las lesiones causadas por los accidentes incluyen estrategias multidisciplinarias.
– Educación y orientación a los que cuidan niños.
– Uso de cinturón de seguridad en niños mayores de 12 años.
– Uso de casco y rodillera mientras está practicando deporte.
– Colocar barandillas, en balcones y ventanas.
-No colocar sustancias tóxicas en recipientes accesibles, ni botellas de agua, refrescos, etc.
– Colocar objetos punzocortantes en lugares no visibles por los infantes.
– Evitar el uso de andadores.
– Cocinar en la parte trasera de la estufa.
Mortalidad
Las lesiones no intencionales constituyen una causa de muerte exógena y, por tanto, vulnerable a las actuaciones preventivas de las políticas de salud.
Las estadísticas de una investigación realizada en el Reino Unido señalan que más de la mitad de los niños que nacen resultarán heridos en un accidente en algún momento y que uno de cada 50 morirá en accidente de tránsito.