¿Quién le pone el cascabel al gato?

Bonaparte Gautreaux Piñeyro

A poco de terminada la Guerra de Abril de 1965 Rafael Herrera escribió, en uno de sus excelentes editoriales del Listín Diario, que en el país había un “viento de locura”.
Era el tiempo de la violencia de Estado que de una y otra forma cometió asesinatos, abusos toda suerte de violaciones contra los derechos humanos.
La violencia es como una chispa en un pajar. recuerdo lo ocurrido en California luego de que se abusara contra un negro en Watts, Los Ángeles, en agosto de 1965, lo cual desató la furia contenida de una buena parte de la gente de color que salió a las calles de distintas ciudades a destruir, a desordenar, a manifestar su enojo ante la injusticia.
Los pueblos callan, admiten lo inadmisible, aguantan hasta más no poder y un día cualquiera, sin previo aviso ni concierto, salta la tapa del pomo que contiene la indignación y entonces se producen hechos lamentables de los cuales la autoridad tiene buena parte de la culpa.
Mucha gente no sabe, no estudia, no recuerda, que “tanto va el cántaro a la fuente, hasta que se rompe”. Si hubiera un “aguantómetro” se podrían prever los escapes de los pueblos, la furia desatada ante cualquier situación que se repite sin que las autoridades, la sociedad, busquen y ejecuten las soluciones debidas.
Los opresores de nuestro pueblo entienden que nació con la testuz hacia abajo, como una demostración de que somos capaces de aguantarlo todo, pero todo termina un día y entonces…
La situación de Pedernales, aún sin resolver, es un punto de ebullición que puede replicarse hasta por osmosis, por contagio, en todo el país se vive la misma situación de allí.
Este diario publicó este martes: Desfile recuerda arrojo de los defensores de dominicanidad.
El 174 aniversario de la Batalla del 19 de Marzo fue conmemorado con un desfile cívico-militar-policial, encabezado por el presidente Danilo Medina y el ministro de Defensa, Rubén Darío Paulino Sem, quienes resaltaron el valor, arrojo y amor patriótico de los dominicanos que defendieron la libertad recién alcanzada en 1844.
Miles de personas acudieron a la avenida Juan Pablo Duarte y al Parque Central para recordar esta gesta heroica y a los próceres que lucharon para afianzar la soberanía nacional.
La batalla fue contra los invasores haitianos, por si lo desconocen las autoridades civiles y uniformadas, ahora los haitianos están dando tormento en todo el país, hasta en Punta Cana.
En La Vega, un grupo de vengadores linchó a dos hombres que asesinaran a un comerciante. Uno fue quemado vivo, el otro escapaba y fue alcanzado por un grupo que le dio muerte.

La clarinada está clara, este pueblo, realmente, está harto y mientras ¿quién anda con el cascabel para colocárselo al gato?


COMENTARIOS