¿Quien lo iba a creer? Árabes comprando petróleo a EE.UU.

EEUU producirá unos 10,6 millones de barriles al día en 2018, un aumento de 1,3 millones.

Esto ha sido posible por el gran aumento de la producción petrolera estadounidense, impulsada por la revolución del shale oil o petróleo de esquisto, junto a las fuertes sanciones impuestas a Qatar por la comunidad árabe.
Según vaticinan los analistas del banco alemán Commerzbank, Estados Unidos producirá de media unos 10,6 millones de barriles al día en 2018, lo que supone un incremento de 1,3 millones de barriles por día.
Con el petróleo de esquisto la Cuenca Pérmica (entre Texas y Nuevo México) está produciendo casi el doble de crudo que Venezuela.
Según publica el diario español El Economsita.es, “los Emiratos Árabes Unidos (EAU), un petroestado típico del Golfo Pérsico, caracterizado por un flujo interminable de miles de millones de dólares en exportaciones de crudo, no parece a primera vista que vaya a ser un cliente importante para el petróleo de Texas. Pero el mercado de petróleo ha cambiado mucho y lo que antes parecía imposible ahora es una realidad. Petróleo texano acaba en los depósitos de EAU”.
“Esta operación ilustra cómo el auge de la industria del shale estadounidense está revolucionando los mercados de energía de todo el mundo, los EAU han comprado petróleo directamente a EEUU en diciembre, según datos del Gobierno federal. Un petrolero zarpó desde Houston y llegó al Golfo Pérsico el mes pasado”, agrega la publicación.
Se prefirió su carga de crudo condensado estadounidense, un tipo de crudo ultraligero y dulce, a las variantes regionales porque por su calidad superior es más adecuado para las plantas procesadoras de los EAU, según una persona involucrada en este comercio de petróleo.
La exportaciones de petróleo en EEUU han aumentado en 12.000 millones de dólares en 2017. “Como miembro de la Organización de Países Exportadores de Petróleo y productor de crudo importante, supongo que ellos serían muy autosuficientes con su propia producción de crudo”, explica Andy Lipow, presidente de Lipow Oil Associates. Es poco probable que los EAU sigan comprándole petróleo a EEUU dado que tienen su propio suministro.
El fin de una prohibición de exportar en EEUU en 2015 y el crecimiento explosivo de la producción de shale han alterado el flujo de petróleo en el mundo.
Las exportaciones desde los puertos estadounidenses aumentaron de unos 100.000 barriles por día en 2013 (casi todo a Canadá y México) hasta los 1,53 millones de barriles diarios en noviembre, que han llegado hasta China y el Reino Unido. En diciembre, EEUU exportó unos 700.000 barriles de crudo ligero producido en el país a los EAU, informó el martes el Gobierno de EEUU. Es el primer envío de petróleo estadounidense al cuarto productor más grande de la OPEP.