¿Quieres divertirte?

Manejar un auto deportivo da más satisfacciones que un beso apasionado o ver un deporte que le guste.

Olvídate de besos, deportes y bailes. ¡Un deportivo es mejor!
Si quieres vivir gozando y contento, olvídate del romanticismo o los bonches. Una investigación llevada a cabo en Estados Unidos reveló que conducir a diario un automóvil deportivo es una de las mejores formas de aumentar la sensación de bienestar y satisfacción emocional.

El estudio midió las emociones de un grupo de voluntarios que fueron conectados a máquinas que registraban las emociones mientras compartían un beso apasionado, bailaban en una discoteca y manejaban un auto deportivo. Los participantes que se sentaron al mando de un deportivo Ford Mustang, experimentaron un promedio de 3 momentos de alta intensidad sensitiva, muy distinto comparado con un promedio de 1,7 de intensidad registrados al compartir un partido de fútbol y ninguno al bailar o compartir un beso apasionado. Para la investigación, Ford tomó un Mustang y trabajó para crear, a través de un sistema de inteligencia artificial, el desarrollo de un modelo gráfico para las emociones del usuario mediante animaciones visibles desde el exterior del auto. Para esto utilizó casi 200,000 luces LED integradas en el procedimiento.

“Una montaña rusa puede ser buena para emociones rápidas, pero no lo es para experimentar satisfacciones todos los días”, explicó el psicólogo ‘Harry Witchel’. Este estudio mostró que conducir un auto deportivo todo los días hace mucho más feliz una persona, y la experiencia a bordo de un deportivo podría ser parte valiosa de una rutina diaria de bienestar.

Expertos del Centro de Investigación de Ford están estudiando cómo los vehículos pueden comprender mejor los sentimientos y responder a las emociones de un conductor. El objetivo del estudio es descubrir de qué manera los autos algún día estarán en conocimiento de nuestras emociones, distracción y fatiga, brindando indicaciones y tomando el control del auto en situaciones de emergencia. “Creemos que manejar debe ser una experiencia agradable”, indicó Marcel Mathissen de Ford, “pudiendo de esta forma hacer de la conducción una experiencia muy divertida y satisfactoria”.


COMENTARIOS