¿Radhamés Trujillo está vivo?

Por
info[@]hoy.com.do
24 mayo, 2005 10:45 pm Sé el primero en comentar

ÁNGELA PEÑA
En círculos trujillistas todavía existía el convencimiento, hasta hace poco, de que Radhamés Trujillo estaba vivo. Supuestamente, al hijo menor del tirano Rafael Leonidas Trujillo Molina le habían practicado un cambio radical, una especie de “Extreme makeover”, una cirugía estética completa y perfecta para que pasara inadvertido por presuntos jefes de carteles de la droga que lo perseguían para ajustar cuentas.

Tal vez ya no están tan seguros de la supervivencia del pupilo del “Benemérito”, después que El Nuevo Herald, de Miami, publicó la declaración de un testigo directo del asesinato en Colombia de Trujillo Martínez.

Pero es probable que sigan pensando que esta noticia es tan falsa como otras anteriores en las que igualmente se anunciaba el deceso.

Hace un tiempo, un viejo admirador y estrecho colaborador del “Perínclito”, hacía esa revelación y cuando advirtió mi interés por escribir tan impresionante historia, me solicitó conmovido, casi suplicando, que no lo hiciera, pues podría hacerle un daño. Entonces decían que Radhamés Trujillo andaba por Alemania, creo, viviendo normal y corriente con el mismo espíritu, el mismo corazón, los mismos sentimientos, pero con nombres, apellidos y fisonomía absolutamente diferentes a los reales.

Esa vez, alguno de los presentes llegó a afirmar que Radhamés Trujillo mantenía correspondencia con algunos amigos dominicanos y que en ocasiones hasta llamaba por teléfono. Parece que se trataba de una sentida aspiración trujilloniana de mantener viva descendencia tan preclara, o de una novelita sensacional surgida de la mente fantástica de un ingenioso creativo de “la Era”.

En la noticia del pasado 17 de abril se detalla un posible juicio contra los hermanos Miguel y Gilberto Rodríguez Orejuela, supuestos jefes del Cartel de Cali, en el que testificaría Daniel Serrano, “ex pagador del Cartel de Cali que trabajó bajo órdenes de Miguel desde mediados de los años 90 hasta diciembre del 2003″, según la publicación.

Pero además de Serrano se citan otros testigos, presuntos gerentes de operaciones, choferes, escoltas, vigilantes del Cartel en otros países, y entre esos está Jorge Salcedo, quien testifica la muerte de Radhamés Trujillo. La crónica dice: “También aparece como testigo de cargos, Jorge Salcedo, un colombiano experto en comunicaciones, explosivos y seguridad del Cartel. Se ofreció voluntariamente a cooperar con los gobiernos de Colombia y EE UU en una operación que resultó en el arresto de Miguel en 1995″.

Y agrega: “Salcedo ha recibido

540.000 en recompensas de parte de ambos gobiernos. Es identificado como testigo directo del asesinato en Colombia de Radhamés Trujillo, hijo del dictador dominicano Rafael Leonidas Trujillo, bajo órdenes de Miguel”.

Después de esta información no se conoce la reacción de los contertulios trujillistas. ¿Seguirán dando por vivo al retoño de su amado “Jefe”?

Sé el primero en comentar
Políticas de comentarios - ¿Cómo comentar?

hoy

Políticas de comentarios

La administración se reserva el derecho de editar o borrar cualquier mensaje posteado por los usuarios.

Los datos personales y la IP son registradas cada vez que el visitante postee un mensaje. Si tiene una queja sobre algún comentario, por favor contáctenos de inmediato.

No compartimos su información con terceras partes o compañías

Por favor, lea las reglas antes de postear:

  • • Anuncios Comerciales - No se permiten comentarios con link o anuncios comerciales. Si desea anunciarse en nuestro site contáctenos para recibir información adicional.
  • • Contenido Ofensivo - No postee contenido ofensivo o sexual. Este tipo de contenido queda terminantemente prohibido y resultará en la restricción permanente del usuario
  • • Comportamiento - Cualquier comentario ofensivo a otro usuario, en molestia o en forma de amenaza no será permitido. Si se da el caso de dicha conducta, el acceso de el usuario podrá ser restringido permanentemente.
  • • Fuera de Contexto - Deben mantener los comentarios dentro del contexto del artículo.