Ratificación reitera compromiso con estabilidad

Ramón Nuñez Ramírez

El pasado 30 de octubre el presidente Danilo Medina, mediante decreto No. 388-18, ratificó a este servidor y a todos los miembros de la Junta Monetaria para el periodo 2018-2020, ratificación que refuerza mi compromiso de seguir trabajando junto al presidente de la JM, Lic. Héctor Valdez Albizu, y todo su equipo, por el mantenimiento de este clima de crecimiento con estabilidad.
El 25 agosto de 2004, mediante decreto No. 1006-04, el presidente Leonel Fernández me designó como miembro de la JM, un honor, ya que representaba los primeros miembros designados bajo el amparo de la Ley Monetaria y Financiera que implicaba asumir mayores responsabilidades, no solo las sesiones de la JM, sino también pertenecer a diferentes comités y me honro formar parte de nueve. El presidente Fernández nos ratificó en tres ocasiones y el presidente Danilo Medina en 2012 y ahora 2018.
Ha sido una gran oportunidad ser testigo de excepción de momentos trascendentales, como lo fue el 2004, cuando asumimos en plena crisis económica con una inflación anualizada en agosto de 51.84%, tipo de cambio en 42.02, Reservas Internacionales negativas y RD$89,480 millones en certificados del BC emitidos para neutralizar parcialmente la hemorragia monetaria derivada de la decisión de las anteriores autoridades del rescate de todos los depositantes de los tres bancos quebrados.
A esta Junta Monetaria le correspondió el papel de modificar los reglamentos existentes de la Ley Monetaria y Financiera, alrededor de seis, y aprobar más de una veintena de reglamentos a lo largo de estos años, proceso que no se ha detenido e incluso en la sesión de JM del jueves primero de noviembre aprobamos el Reglamento de Seguridad Cibernética y de la Información. Gracias a ese cuerpo regulatorio hoy el país cuenta con un sector financiero con adecuado patrimonio, elevada solvencia, liquidez, rentabilidad y bajísima morosidad.
En 2004 una de las primeras tareas de la autoridades fue preparar un plan para reducir el déficit cuasi-fiscal, que se origina en el pago de los intereses de los certificados, mediante un programa que se inició con la reducción drástica de las tasas de interés y la extensión de los periodos de vencimiento, también se creó Copra para realizar los activos de los bancos quebrados y se promulgó la Ley de Capitalización del Banco Central, Ley 167-07, que perimió el pasado año y las autoridades trabajan en otra ley.
Otro hito importante de esta administración fue la aprobación del Reglamento de Sistema de Pagos el 19 de julio de 2007 y el inicio de la plataforma LBTR que hoy en promedio diario realiza operaciones por un monto superior a los RD$95 mil millones y más de US$280 millones; sistema que facilita y realiza en tiempo real las operaciones financieras y es un ícono en la región.
También cabe destacar la aprobación de la Ley sobre el Desarrollo del Mercado Hipotecario y Fideicomiso, con sus siete reglamentos para los instrumentos financieros, y que ha permitido la construcción de miles de viviendas. Vale también mencionar la nueva Ley del Mercado de valores, 249-17 y también el anteproyecto de la Ley de Sociedades de Garantías Recíprocas, pendiente de aprobar por el Congreso. También nos tocó trabajar en la formulación de la transformación del BNV en el BANDEX, que implicó un proceso de saneamiento previo a la capitalización.
A lo largo de estos años la Política Monetaria ha servido para estimular la economía y en varias ocasiones la JM ha aprobado la liberación de recursos del encaje legal, lo cual ha permitido canalizar préstamos a los sectores productivos y ha contribuido aumentar el crecimiento del PIB.
En el marco de un artículo es imposible relatar la extraordinaria labor realizada por la Administración Monetaria y Financiera bajo la conducción del gobernador Valdez Albizu y la gran oportunidad que ha tenido este servidor de formar parte de la JM en el periodo más largo de crecimiento con estabilidad gracias a las dos administraciones del PLD.