RD debe indagar las causas del aumento de la delincuencia

Ricardo Rivero, rector de la Universidad de Salamanca Durante el Almuerzo Semanal Periódicos Hoy, El Nacional y El Día 27 de Junio del 2018 Santo Domingo Rep. Dom. 04 de julio de 2018. Foto Pedro Sosa
Ricardo Rivero, rector de la Universidad de Salamanca Durante el Almuerzo Semanal Periódicos Hoy, El Nacional y El Día 27 de Junio del 2018 Santo Domingo Rep. Dom. 04 de julio de 2018. Foto Pedro Sosa

Ante el fracaso de los sistemas penal y carcelario para reducir los niveles de delincuencia y violencia que persisten en países como la República Dominicana, Nieve Sanz, experta en política criminal y derecho penal, abogó porque se determinen las causas por las cuales cada día más personas delinquen en lugar de solo aumentar las penas.
“Tienes que ir a la raíz del problema, el porqué las personas delinquen para poder evitarlo a largo plazo; la cárcel no es más que intentar tapar el sol con un dedo”, expresó Sanz, docente de derecho penal de la Universidad de Salamanca, España.
Apuntó que causas como la pobreza predominan en los delincuentes. “La inmensa mayoría son pobres, no es una causalidad. No es que los pobres salgan más delincuentes sino que tienen muchos menos oportunidades para llevar una vida sin delincuencia”. Dijo que la inmersa mayoría está en las cárceles por robo o tráfico de drogas como modo de sobrevivir.
Sanz calificó al Código Penal “como una red pensada para atrapar a los peces pequeños y dejar fuera a los grandes” porque los casos que envuelven a poderosos se diluyen. “La gente que llena las cárceles es gente pobre o muy pobre, marginada, gente que acaba robando, traficando con drogas como modo de supervivencia, lo que indica un fracaso del propio sistema”, dijo la catedrática.
Criticó que siempre se apueste a solucionar ese problema, reformando ese marco legal. “Es una solución políticamente muy barata y con mucha rentabilidad electoral, pero ineficaz absolutamente porque si no vas a la base social y económica que hay detrás del problema, no se soluciona. Ese reo tarde o temprano saldrá a la calle y como seguirá sin tener un modo de subsistencia, volverá otra vez al delito y esto es como el pez que se muerde la cola”, expresó.
Señala que mientras esto ocurre hay cada vez más gente en la cárcel por más tiempo mientras los estados no invierten más dinero en mejorar las prisiones y en programas de reinserción y aquellos que entran a ellas por un error acaban especializándose en el crimen porque la sociedad no les da más opciones. Considera que lo mejor es evitar entrar a la cárcel.
La prisión. Sanz realizó una tesis doctoral sobre alternativas a la cárcel, para lo cual visitó recintos de Latinoamérica. En el país estuvo en La Victoria, lo que calificó de experiencia terrible por el hacinamiento.
Señaló que uno de los grandes problemas del país y la región es la gran cantidad de presos sin condenas, lo cual incrementa el hacinamiento e imposibilita su reinserción pues cuantos más sean, menos posibilidades hay de que tengan un tratamiento adecuado.
“El abuso de la prisión preventiva es el gran fracaso del Estado de derecho porque el castigo en prisión es para una persona presuntamente inocente; la culpable es la lentitud de la justicia de que se aplique esta medida que debería ser excepcional para todos los casos”, expresó.


COMENTARIOS