RD ha logrado avanzar en materia de migración

Amarfi Peralta, Gina Gallardo, Florinda Rojas y Marcos Morales

La República Dominicana ha avanzado en materia migratoria debido a la adopción de varios instrumentos de políticas, pero aún quedan desafíos como el fortalecimiento institucional.
Al hacer la afirmación, Florinda Rojas, directora ejecutiva del Instituto Nacional de Migración de la República Dominicana (INM), consideró que en los tres años que lleva funcionando esa entidad han realizado diversos estudios para el diseño y ejecución de políticas públicas migratorias con apoyo de entidades nacionales e internacionales.
Entre las investigaciones levantadas por el INM citó la primera evaluación del Plan Nacional de Regularización de Extranjeros y el protocolo para las repatriaciones, que indica cómo atender a las personas vulnerables, respeto a los derechos humanos y las condiciones físicas en que debe hacerse. Este instrumento fue entregado a la Dirección General de Migración que supuestamente lo aplica.
Detalló que el protocolo establece que las personas a ser repatriadas deben tener alimentos, lugares de parada, acompañamiento médico para que aquellos que necesiten cuidado especial, como embarazadas, lactantes, niños, envejecientes, es decir, todo lo que sea “procedimiento de atención a lo que es una población vulnerable al momento de deportación”.
Otros aportes es el “Primer perfil migratorio de la República Dominicana”, apoyado por Organización Internacional para las Migraciones, y que será puesto en circulación próximamente.
Además están un estudio sobre los dominicanos retornados desde Estados Unidos; la migración fronteriza con Haití, entre otros.

Rojas consideró que en términos generales se ha avanzado en los últimos años en materia migratoria y el país se está alineando con los principales países de la región aunque no se puede comparar otras naciones con mayor organización.
Dijo que el país está retomando cada vez más la responsabilidad tanto en el marco de los convenios internacionales como lo que establece la ley. Puso de ejemplo los mecanismos de acuerdo y los diálogos bilaterales.

Además citó la creación del Instituto de Atención al Dominicano en el Exterior, que es otro ejemplo del interés que hay de poder dedicar una mirada y asumir más responsabilidad en torno a la diáspora dominicana.
Además del fortalecimiento institucional, Rojas citó que constituye un reto el balance final del Plan de Regularización de Extranjeros.
“Hay muchas cosas que se han empezado, que están en proceso y que tenemos que continuar trabajando”, expresó Rojas al comparecer como invitada Almuerzo de Medios del Grupo Corripio.


COMENTARIOS