RD lleva 15 años ligada a aportes tras vacuna contra el VIH

La doctora Yeycy Donastorg explicó los trabajos del centro

La República Dominicana lleva 15 años vinculada a los esfuerzos por hallar una vacuna para prevenir el VIH, en coordinación con organismos internacionales involucrados en el tema.
Las labores se desarrollan a través de la Unidad de Vacunas e Investigación, que además trabaja en investigaciones sobre las realidades de los grupos vulnerables, dentro del tema del VIH/Sida.
La doctora Yeycy Donastorg, investigadora principal de los estudios de vacunas explicó que el centro inició en el año 2002 en una alianza con el Instituto Dermatológico y el Centro de Orientación e Investigación Integral (COIN) y el Ministerio de Salud Pública con el fin de crear un centro de investigación que tuviera la fortaleza requerida para poder hace ensayos clínicos de vacunas contra el VIH, aunque a la fecha no se ha logrado esa inmunización.
“Los estudios de vacunas se iniciaron en el 1983. Se han hecho miles de intentos de producirlos pero no contamos con una vacuna. Aunque en cada prueba el nivel de eficacia es mayor, no se ha alcanzado uno suficientemente alto. Debe ser una vacuna apta para hombre y mujer, personas de diferentes razas, con pocos efectos secundarios y que funcione para las diferentes cepas de VIH que hay”, indicó.

Explicó que, debido a los bajos niveles de prevalencia del país que se mantienen en 0.8%, en la actualidad los ensayos se trasladaron a África, donde los números de casos son muy elevados.
Sin embargo, el centro mantiene los estudios vinculados al tema y en ese proceso han realizado varios como de seguimiento con trabajadoras sexuales y personas con VIH, estudios de vacunas preventivas con personas en alto riesgo, pero VIH negativos.
“Tenemos dos estudios de seguimiento con antirretrovirales, vigilancia de comportamiento de población vulnerable, estudios cualitativos de diferentes tipos para apoyar campañas de donación de sangre, entre otros”.
Donastorg señaló que fruto de esas investigaciones desarrollaron un modelo para enfrentar las dificultades en población vulnerable bautizado como “Abriendo Puertas”, que es un modelo de interdicción psicoterapéutico que contribuye a mejorar los servicios de salud. “Es el primer modelo basado en evidencia que tenemos en República Dominicana de cómo puede mejorar la vida de mujeres que viven con VIH y demostramos que era costo-efectivo. Se hace la adaptación a mujeres transgénero tienen otras diferentes como terapias de hormonas, reasignación de sexo y otras situaciones particulares”, explicó la doctora.
Dijo que el programa también tiene un espacio denominado ‘Casas Abiertas’ que da oportunidad a las mujeres de aprender otras habilidades que pueden convertirlas en productivas.


COMENTARIOS