RD no puede aceptar un indocumentado más

El mercado laboral de la República Dominicana no está en condiciones de absorber el flujo migratorio procedente de Haití, y en los últimos dos años de Venezuela, expresó Carlos Amarante Baret, exministro de Interior y Policía.
Al emitir ese juicio el aspirante presidencial consideró que el país no puede aceptar un indocumentado más.
Con esas afirmaciones Amarante Baret destacó que no fue sino hasta 2013, cuando se dictó la sentencia 168/13 sobre la nacionalidad dominicana, que se empezaron a tomar medidas para controlar la entrada de indocumentados, sobre todo de Haití.
A partir de las medidas que se tomaron, como el Plan Nacional de Regularización de Extranjeros, fue que se optimizaron los recursos y las estrategias de la Dirección General de Migración para enfrentar la entrada de indocumentados al país.
“De Estados Unidos llegan aviones con dominicanos repatriados, como también de la Unión Europea, por lo que nadie tiene por qué alarmarse de que se tengan que ir del país los que no se acogieron al Plan Nacional de Regularización.
“Eso también le pasa a los dominicanos indocumentados en otros países”, expresó.