RD requiere plataforma legal para tratar adicción a heroína

Personal del Centro de Atención Integral a las Dependencias (CAID) del hospital Moscoso Puello. Fuente externa 12/07/2018
Personal del Centro de Atención Integral a las Dependencias (CAID) del hospital Moscoso Puello. Fuente externa 12/07/2018

La directora del Centro de Atención Integral a las Dependencias (CAID) abogó porque se cree la plataforma médico-legal de acceso al fármaco para tratar los pacientes usuarios de heroína y que se puedan tomar las medidas preventivas para que no se convierta en una epidemia como pasó en Puerto Rico y pasa en Estados Unidos.
La psiquiatra Ruth Santana destacó que los usuarios de heroína han ido aumentando en el país y se requiere tener acceso al fármaco, registro sanitario y capacitación médica
“Necesitamos tener una plataforma para que el fármaco pueda estar en el país, que los médicos que van a tener acceso al fármaco puedan estar capacitados para que no haya desvío del mismo, y que pueda tener un registro sanitario, porque no lo tenemos”, expresó Santana.
Destacó que la intención del proyecto piloto que se ejecuta es que se pueda visibilizar en el país el aumento de la heroína y tomar las medidas preventivas, al apuntar que el fármaco está aprobado a nivel mundial.
Explicó que esta política corresponde a Salud Pública, el Servicio Nacional de Salud, la Dirección Nacional de Control de Drogas (DNCD), ya que este medicamento (buprenorfina y naloxona) está en la categoría 2 de la Ley 50-88, por lo que se requiere contar con aprobación de esta entidad. También se requiere trabajar de la mano con el Consejo Nacional de Drogas. “Esto es una cuestión de política nacional porque no depende de uno y por eso no es tan simple y no poner una expectativas que no podemos responder”.
Deserción. Santana explicó que la deserción en usuarios de heroína es muy alta porque es muy difícil mantener una abstinencia sin medicamentos y los síntomas son los más traumáticos porque tiene una necesidad de consumo muy corta y entonces consume más veces al día.
“El síndrome de abstinencia es de tres a cinco días y ellos creen que van a morir, son muchas manifestaciones orgánicas a parte de la psicológica”, dijo.
El CAID está ubicado en el hospital Moscoso Puello. Este centro ejecuta un proyecto de tratamiento asistido con medicamentos para usuarios de heroína.
Santana explicó que al principio se captaron 110 pacientes y de ahí se escogió un grupo para el programa farmacológico atendiendo a criterios médicos. Dentro del proyecto farmacológico hay 39 usuarios y fuera 20.
Detalló que los que están fuera del programa se tratan con terapias grupales, individuales y de familia, previa evaluación médica, y si se tiene alguna co-morbilidad se deriva y se atiende en el hospital, o sea, si es cardiópata, hipertenso, diabético, tiene VIH, hepatitis u otra enfermedad. A la par se trata la adicción.
Agregó que al paciente se le incluye una evaluación de su estado general de salud mental donde se tratan todas los problemas que puedan existir junto al consumo. Si no existen una complicación a nivel de salud mental, se pasa a la terapia del psicólogo.
En los seis años del CAID han atendido 8,675pacientes subsecuentes y 1,247 nuevos. El 65% de estos son poli consumidores, o sea, pueden usar simultáneamente alcohol, marihuana, cocaína, nicotina y otras.


COMENTARIOS