RD se encuentra en etapa primitiva en manejo de residuos

27_04_2017 HOY_JUEVES_270417_ El País6-7 A

Con 358 vertederos a cielo abierto, cabildos sin capacidad financiera para la recogida, disposición y tratamiento de los desechos, una industria de reciclaje incipiente y poca educación ciudadana, la República Dominicana se encuentra en una etapa primitiva en el manejo de sus residuos sólidos.
A esta conclusión llegan técnicos del gobierno central y de los municipios, quienes coinciden en los pocos avances que ha tenido el país para manejar sus residuos, que cada día representan un volumen de 14,000 toneladas.
Un dato relevante ofrecido es que el 66% de los vertederos ocupa terrenos que pueden ser destinados para la siembra de alimentos y más de la mitad están en zonas de alta importancia hidrológica, lo que “representa una amenaza para el medio ambiente”, según un diagnóstico.
Durante el Almuerzo del Grupo de Medios de Comunicación Corripio, abordaron el tema el ministro de Medio Ambiente, Francisco Domínguez Brito; los alcaldes de Santo Domingo Norte, René Polanco, y Rafael Hidalgo, de Azua; el director de Programas Especiales de la Presidencia, Domingo Contreras; el director de Residuos Sólidos de Medio Ambiente, Rafael Flores Chang; la directora ejecutiva de la Federación Dominicana de Municipios (Fedomu), Altagracia Tavárez, y el director de la Mancomunidad de Santo Domingo, Onofre Rojas.
Situación crítica. Para Domínguez Brito la situación con los desechos en el país es crítica y preocupante tanto en términos institucionales como culturales, ya que se mantiene un criterio de manejo de la basura de más de tres siglos, cuando se tiraba al mar o próximo a los ríos para que las corrientes se las llevaran.
Deploró que en la actualidad no haya un modelo de relleno sanitario y ni hablar de reciclaje o aprovechamiento energético, mientras periódicamente los vertederos a cielo abierto crean crisis ambientales con su consecuente afectación a la salud humana.
Aseguró que se están haciendo esfuerzos, junto a los municipios, para abordar el problema de forma definitiva, iniciando con la disminución de los residuos desde el lugar de origen y el reciclaje.
Abogó porque los ciudadanos paguen por la recogida de basura, pues los cabildos no pueden por su baja capacidad financiera.
Más educación y conciencia. Mientras que Hidalgo, quien además es presidente de Fedomu, consideró que se requiere acciones desde el gobierno, las empresas y la ciudadanía para que haya una verdadera cultura en el manejo de los desechos.
Destacó que desde Fedomu y otras entidades se trabaja en reducir la cantidad de vertederos y crear rellenos sanitarios regionales. Puso de referencia que en la provincia de Azua, con la cooperación japonesa han reducido los botaderos de tres municipios y siete distritos y han iniciado un vertedero provincial controlado.

Merma al turismo. En tanto que Rojas advirtió que el turismo no aumentará en el país si no se resuelve el tema de la basura, pues una de las quejas de los visitantes es los vertederos por doquier, incluso a la entrada de pueblos. También advirtió el costo en salud que implica la mala disposición de los residuos.
Indicó que los 358 vertederos se pueden reducir de 7 a 10 rellenos regionales, y recordó que hace seis años se elaboró un plan maestro de manejo de residuos sólidos para Santo Domingo, donde se genera el 40% de la basura de todo el país, y una política nacional que abordó todos los elementos.
“La seguridad sanitaria tiene que ser una gran prioridad nacional”, expresó Rojas, al indicar que los 220 millones de dólares que costaría el plan maestro es una inversión necesaria.
Establecer una industria. Para Contreras, quien fue secretario general del cabildo de la capital y uno de los diseñadores de la Política de Residuos Sólidos, el país solo ha estado concentrado en el transporte y la recolección de los desechos porque no cuenta con recursos para el tratamiento en el destino final. Reitera que se debe establecer la industria del reciclaje para que en torno al manejo de los desechos haya una dinámica económica como en otros países.
Flores Chang destacó que el 90% de los residuos sólidos se puede reciclar, al indicar que actualmente varias entidades trabajan en implementar un programa de “basura cero” en 100 distritos municipales y de manejo mejorado en 46 municipios, además de que se han creado manuales para la correcta administración de los residuos.