RD y China con grandes posibilidades y retos para impulsar sus relaciones

BEIJING.- Las expectativas surgidas a raíz del establecimiento de relaciones comerciales y diplomáticas con la República Popular China plantean a la República Dominicana y al propio gigante asiático muchas posibilidades y retos para que a corto o mediano plazo comiencen a producirse resultados sobre bases concretas y con beneficios compartidos.
De parte de China el trabajo divulgación que tiene por delante en ese aspecto es inmenso, sobre todo para fomentar el turismo de sus nacionales hacia el país, en vista de que la mayoría de los chinos no conoce nada sobre la República Dominicana, incluida su ubicación geográfica, según admite Li Tao Feng, funcionario del Ministerio de Turismo y Cultura.
A la República Dominicana le toca una contraparte igualmente crucial que incluye fomentar la enseñanza del mandarín para facilitar la comunicación cuando el flujo turístico de chinos se incremente, además de una mejor oferta de la gastronomía china y conocer detalles particulares sobre sus hábitos como tomar agua caliente en sus habitaciones en lugar de fría, que es la tendencia usual en otros destinos.
Otro punto que las autoridades chinas plantean como prioritario para pasar de la retórica y el entusiasmo inicial a medidas provechosas en el campo del turismo con una amplia labor de divulgación en el exterior a través de las redes sociales y con mensajes de famosos del cine, como hizo en su momento Tailandia, que figura en el primer lugar de los destinos preferidos por el turismo chino, seguido por Japón, Vietnam y Estados Unidos.
Además de estrechar los vínculos entre ambos pueblos, los beneficios para la República Dominicana podrían ser de gran cuantía, ya que a nivel mundial los turistas chinos son los que más gastan cuando viajan al exterior, de acuerdo a registros y estadísticas de la segunda economía del mundo que tiene 1,400 millones de habitantes. En 2017, 131 millones de chinos viajaron al exterior con un consumo de 115,200 millones de dólares.
Para el logro de este vital objetivo se requiere no solo del seguimiento, la buena voluntad y la colaboración mutua de gobierno a gobierno, sino además del conocimiento y la participación del sector privado y una amplia difusión de intercambio sobre la cultura, costumbres y tradiciones de ambos pueblos.
Turoperadores y agencias de viajes podrán a mediano plazo y después de cumplir requisitos de acreditación, comenzar a organizar viajes y conexiones aéreas hacia la República Dominicana, que ha sido declarada oficialmente destino turístico para los chinos como resultado del establecimiento de relaciones diplomáticas y comerciales, tras la ruptura con Taiwán.
Actualmente se trabaja en los procedimientos burocráticos e institucionales para que esta nueva perspectiva de turismo para los chinos pueda ser divulgada ampliamente. Asimismo, se explora la factibilidad de establecer más adelante un vuelo de conexión directa, aunque se manejan otras alternativas como una política de multidestino para los chinos en el Caribe y América Central.
El turismo chino de alto consumo se concentra en estos momentos en América del Norte y Europa, pero según la Cancillería china, hay creciente interés en que esa tendencia se expanda hacia América Latina y el Caribe y que abarque a otros segmentos de su población que ahora hace turismo interno como fruto del creciente poder adquisitivo, luego del proceso de cambios y reformas.
Paralelamente al aspecto propiamente del intercambio turístico, los dos países están enfocados en una agenda comercial que ha comprendido el envío aquí de varias misiones técnicas, oficiales y de empresarios dominicanos interesados en aprovechar las potencialidades del mercado chino e identificar nichos de inversiones chinas en la República Dominicana.
Además, se han comenzado contactos desde ambos lados para organizar, posiblemente a fin de año, una visita oficial del presidente Danilo Medina, con lo cual la Cancillería china confía que los avances y acuerdos preliminares en las relaciones bilaterales puedan expandirse y tomar mayor carácter. “Esperamos que el presidente Medina realice una visita cuanto antes a China”, dijo Zhao Bentang, de la división de Asuntos Para América Latina.