Realismo psicológico en LAS PUERTAS CERRADAS de Roberto Marcallé Abreu

A1

Días atrás, cayó en mis manos un verdadero tesoro. Mi yerno quien hurgaba en lo que él califica como su ‘cementerio de libros’ hizo el hallazgo. Se trata de una antología de Los mejores relatos fantásticos de habla hispana. Leí unos y releí otros, como Luvina de Rulfo, La luz es como el agua, de García Márquez, El árbol de oro, de Ana María Matute y La continuidad de los parques de Cortázar.
Luego de esta degustación de cuentos empiezo a hojear Las puertas cerradas, de Roberto Marcallé Abreu. Para los conocedores de otros textos de este autor, no sorprende que el libro te atrape de inmediato. Este texto no dista ni en calidad estilística ni en discurso de los clásicos.
Su lectura nos permite comprender las razones por las que este autor sigue siendo el más representativo escritor dominicano contemporáneo. Marcallé Abreu plasma de forma sobria y meditativa las incidencias de un espectro de circunstancias al dedillo… su fuerza es tan vital que sus novelas y cuentos nos conmueven y asustan. “(…) desgajando línea a línea lo que nos rodea”, como advierte Cortázar.
El título del libro Las puertas cerradas es una perfecta metonimia que el autor aplica, de forma lúcida como hilo intangible para unir estas historias que encierran angustias, desarraigo, desilusión.
El autor ya había escrito su novela Espera de penumbras en el viejo bar desde estas características estilísticas que los vanguardistas supieron enarbolar en los ochenta. El pesimismo existencial captura toda la historia y forma parte trascendental de los personajes.
En Las puertas cerradas predomina un narrador omnisciente que se dirige al lector mientras teje un monólogo interior indirecto, sutil, complejo. Se trata de la ausencia de respuesta ante la angustia existencial, la desidia del perdedor, la caída, en fin… El relato psicológico se caracteriza por su subjetividad. El pensamiento predomina sobre la acción. Predomina lo intelectual sobre lo sentimental, aunque el efecto en el lector, y pido que se ponga mucha atención a este aspecto, sea extremadamente interesante.
El segundo cuento, El apartamento Nargil, es dramático en el orden de la espera y el desamor. Del suspenso… el final es una sorpresa insospechada, tremenda. Nos sobrecoge el conflicto del personaje fundamental, en tanto que los secundarios permanecen en una angustiosa penumbra. El ambiente exterior solo es relevante como apología de la condición interna del protagonista. Se transmuta de acuerdo al sentimiento del personaje. Igual, un compás de espera que aturde y desconcierta.
La tercera historia es el drama de Mario (Una mañana para no recordar) que cierra las puertas a la razón, a la memoria, al quedar, en apariencias, en franco estado de olvido definitivo e irreversible. Es un relato excepcional, no solo en su retórica, sino además en la poesía que representa promover las letras desde su ilación y viceversa.
La cuarta, es Proximidad de las tinieblas, y me atrevo a manifestar que toda persona de la tercera edad, o que pase de los cincuenta adorará esta historia. Se trata de los conflictos de la vejez, del miedo a los cambios físicos; de los reclamos en el matrimonio porque ya no somos los mismos. Un final sorprendente. Esta historia, junto con la séptima Las gracias a ti, querida son muy cortazarianas en cuanto a los elementos fantásticos (realismo mágico) por lo irracional del final.
La quinta historia, Rituales de la mala ventura, o, digo yo, -las consecuencias del estado de ‘espera’ o desesperación, a causa de las patrañas del señor Mala-espina (en realidad el autor lo nombra Malespín…por supuesto con sugerente doble sentido). Un personaje con una muy bien colocada máscara de rectitud se vale de su posición para disfrutar escabrosamente de una vida secreta… El autor, nueva vez, maneja el suspenso-espera de una forma en definitiva magistral. Marcallé Abreu nunca es predecible. Nos sorprende a cada instante.
La sexta, Recuento de una noche interminable, trata de forma dramática el encierro de Olivia. Ella es artífice de una realidad ambivalente que termina por transformarse en una pesadilla cuando hace conciencia de que su vida ilusoria la arrastra hasta el encierro y las arbitrariedades de un antro para el tratamiento de desórdenes mentales.
La séptima en clave de realismo fantástico como dije antes… con un final irracional… pero que presentimos desde las primeras líneas: “y mi existencia está próxima a interrumpirse”, reza quien nos relata la historia, al tener que enfrentar una situación extrema, Las gracias a ti, querida. ¡Qué incongruencia!
Este libro contiene elementos esenciales en el ADN de las letras de Roberto. Primero: el suspenso, con finales de gran impacto. Segundo: Riqueza descriptiva, en este caso, de rasgo intimista, el entorno se funde con el ánimo del personaje central. Tercero: Ilación entre sus historias. Personajes abstractos que se reiteran; ejemplo: el ‘mal’, ‘presencias’… relatos que terminan en otros…títulos, metáforas o metonimias de gran peso en la trama. En casi todos sus escritos se puede ver el engranaje de lo que nos cuenta un escritor pensante, culto, experto.
Estas puertas cerradas no pertenecen al subgénero de novela negra, del cual, considero que Marcallé Abreu es el máximo representante en nuestro país…pero se circunscribe en el subgénero de relato psicológico, como antes signifiqué. Vale decir que la consistencia de la obra de Marcallé, su fertilidad, el caudal estético y estilístico propio-coherente junto a la sensatez en la retórica me permiten catalogarlo como un escritor excepcional.
En fin que en Las puertas cerradas tropezamos con el drama humano: Sentimientos, vivencias, reacciones en un estilo exquisito donde las analogías, las sinestesias, los flashback, el existencialismo puro y simple y el suspenso, marcarán los finales impactantes. El resultado es el inmenso placer (Barthes) de leer a Roberto Marcallé Abreu.

Para Schopenhauer todos los males del hombre radican en su afán de existir.
‘Cementerio de libros” Carlos Ruiz Zafón. Las sombras del viento.
Antología Los mejores relatos fantásticos de habla hispana, [Alfaguara, Serie Roja, Santillana, Madrid.2002].

Veredicto (fragmento).
Los Jurados del XVI Concurso Nacional de Literatura alianza Cibaeña, Inc. , RENGLON CUENTO, luego de haber leído con detenimiento los trabajos participantes, han tomado por unanimidad la siguiente decisión:
SEGUNDO: Otorgar el PREMIO UNICO DE CUENTO al libro “Las puertas cerradas”, seudónimo “Gabriel”, debido a sus indiscutibles méritos en cuanto al manejo del lenguaje y de las historias narradas, que transcurren entre la ciudad de New York en los Estados Unidos y la República Dominicana, lo cual lo hace sobresalir entre todos los demás textos participantes.
21 de julio del año 2017. Máximo Vega
Carlos Fernández Rocha
Andrés L. Mateo.