“Realmente empecé muy tarde a leer los libros de mi abuelo”

A1

El pasado martes, en la vigésima Feria Internacional del Libro Santo Domingo, Matías, el nieto de nuestro querido cuentista, ensayista, novelista, narrador, historiador, educador y político Juan Bosch, ofreció una muy amena entrevista a estudiantes, escritores y público en general sobre la lecturas de sus libros, titulada “Leyendo a mi abuelo”.
La actividad, dirigida por la escritora Farah Hallal, se llevó de forma dinámica, pues todos los asistentes pudieron hacerle preguntas muy íntimas en torno a su papel de lector de los libros de su abuelo.
Una de las preguntas que le hicieron fue cuándo empezó a leer los escritos de Bosch, a lo que contestó: “realmente empecé muy tarde a leer los libros de mi abuelo”.
“Ni mis padres ni mi abuelo me sometieron a leer sus libros. Ellos me dieron la libertad de hacerlo cuando me pareciera”, indicó.
Contó que el primer escrito que le regaló fue “Capitalismo, democracia y desarrollo” y lo autografió con la siguiente frase: “Para mi nieto Matías con un océano de amor… su abuelo Juan”.
Dijo recordar con bastante claridad ese día, en ese entonces solo tenía doce años. No obstante, no lo leyó a profundidad, pues era demasiado pequeño y este es un texto político muy profundo.
Matías manifestó que fue a los 21 años de edad cuando realmente se sumergió en la lectura de un libro de su abuelo.
“Fue uno de sus primeros cuentos. Se trata de ‘Camino real’, y el solo hecho de recordar cada una sus líneas, me eriza la piel”, sostuvo emocionado.
Agregó que aunque es un cuento largo y no estuvo entre los favoritos de Bosch, a él lo ha tocado muchísimo. “Este cuento es tremendo. Se nota que mi abuelo lo escribió con mucha pasión. Retrata la vida del campesino dominicano”, dijo.
“Uno de los párrafos que más me impactó dice: ‘tú que dices que el campesino es haragán, tú que dices que el campesino es vago… qué sabes tú, mariquita de ciudad, lo que es levantarse a las cuatro de la mañana…”, recitó de memoria.
Igual expresó que su abuelo le escribió varias cartas que lo hicieron vibrar.
Lo que más enamora de su abuelo. Una de las preguntas del público giró en torno a cuál de los géneros literarios que desarrolló su abuelo prefiere, a lo que contestó que las cartas y los escritos literarios (cuentos y novelas) son los que más enamoran.
Y explicó que esto es porque “los textos políticos los puede escribir cualquiera que tenga cierta inteligencia, pero los demás reflejan intimidad y mucha pasión. Dan a conocer lo que era en verdad, sus inquietudes, alegrías, penas”.
Rol de su abuelo en su desarrollo personal. Matías Bosch indicó que vivía en Cuba, pero cuando visitaba República Dominicana, su abuelo lo llevaba a todas partes.
“En estas salidas siempre me trató como a un buen amigo. Me llevaba a reuniones, tertulias y hasta al teatro”, develó. Por otro lado, destacó que su abuelo nunca le marcó los parámetros a seguir; lo que hacía era darle consejos.
“Sería un embustero si digo que él es la figura más importante en mi vida. Lo que mi abuelo Juan siempre me enseñó fue a vivir del modo en que lo hacía: no actuar de una forma distinta a lo que predicaba, a lo que decía”, confesó.


COMENTARIOS