Recolectan firmas hoy en Venezuela

CARACAS .- Venezuela inicia el camino hacia posibles referendos revocatorios, entre ellos uno sobre el mandato del presidente Hugo Chávez, cuando este viernes comiencen las jornadas de recolección de firmas para solicitarlos bajo la mirada de su principal facilitador, el secretario general de la OEA, César Gaviria.

Los partidarios de Chávez serán los primeros en transitarlo cuando, entre el viernes 21 y el lunes 24 de noviembre, recojan firmas para solicitar referendos revocatorios de los mandatos de diputados opositores en la Asamblea Nacional.

Les seguirán los adversarios de Chávez, quienes entre el 28 de noviembre y el 1 de diciembre, deberán recolectar el 20% de las firmas de un padrón de más de 12 millones de electores para poder alcanzar la meta de convocar el revocatorio del mandato de Chávez.

Las jornadas serán supervisadas por el Consejo Nacional Electoral (CNE) con las estrictas medidas de seguridad de cualquier proceso electoral, que sin embargo no han frenado las acusaciones mutuas de promover la violencia y el fraude.

La OEA y el Centro Carter, facilitadores del acuerdo entre el gobierno y la oposición que el 28 de mayo ratificó la vía del referendo para salir de la crisis, hicieron llamados a ambos sectores.

“Ellos se han pronunciado claramente a favor de una solución pacífica e instamos al gobierno y a la oposición a que mantengan la calma y la paciencia durante este período”, dijo el expresidente estadounidense Jimmy Carter en un comunicado conjunto con la OEA.

Un grupo de reconocidas personalidades divulgó la víspera un documento titulado “Aquí cabemos todos”, en el que destaca que “el referéndum puede contribuir a la construcción de la paz sólo si sus resultados no se interpretan como la eliminación del otro, sino como un paso hacia la necesaria coexistencia de expresiones políticas diversas”.

El acuerdo de mayo siguió a más de un año de duros enfrentamientos, que en abril del año pasado desembocaron en un golpe de Estado que sacó a Chávez del poder por 47 horas y un paro entre diciembre de 2002 y febrero de 2003, que colapsó la industria petrolera generando más de 10.000 millones de dólares en pérdidas, según el gobierno.

La oposición, agrupada en la variopinta Coordinadora Democrática (CD), entró en la recta final de la campaña por el referendo prometiendo que irá a las elecciones posteriores con un acuerdo de gobernabilidad, programa y candidato único electo popularmente, una aspiración resistida internamente por los propios aspirantes presidenciales.

El presidente del partido opositor socialdemócrata Acción Democrática (AD), Jesús Méndez Quijada, anunció el “solemne compromiso” de seleccionar el candidato único a través de un “mecanismo transparente, fundamentado en la consulta ciudadana y en la participación popular”.

La derrota opositora en las recientes elecciones de la Federación de Estudiantes de la caraqueña Universidad Central de Venezuela determinó esta semana el compromiso opositor, que ya había sido recomendado a los adversarios de Chávez por encuestadoras y asesores políticos, quienes destacaban en sus estudios la imposibilidad de vencer a Chávez o a sus partidarios sin un candidato único.

Para la jornadas de recolección de firmas el gobierno activó el “Plan República” de seguridad de las Fuerzas Armadas para las elecciones en el que participarán 60.000 efectivos, informó el ministro de Defensa, José Luis Prieto.

En Caracas ofrecerán seguridad 12.600 efectivos de la Policía Metropolitana, informó el alcalde Metropolitano, el opositor Alfredo Peña.

Los solicitantes de los referendos firmarán en planillas elaboradas en papel de seguridad y en actos en presencia de observadores internacionales y nacionales.

Los oficialistas y opositores realizaron el pasado fin de semana simulacros del acto a fin de aceitar sus respectivas maquinarias para las jornadas.


COMENTARIOS