Reconocido exige al Gobierno restituya nacionalidad de afectados por Sentencia 168-13

Para Cívica Contra la Sentencia 168.13. Foto Fran Afonso-26

El movimiento Reconocido exigió al Gobierno que restituya la nacionalidad de los dominicanos que fueron desnacionalizados con la sentencia 168-13. Según la entidad, han fracasado los mecanismos acordados con las autoridades nacionales para solucionar las consecuencias de la violación de los derechos fundamentales de 133,770 personas nacidas en territorio dominicano.

En un comunicado enviado a los medios, Reconoci.do explica que la Dirección Nacional de Migración llama ahora a los desnacionalizados, dos años después de emitida la Ley 169-14, con la que supuestamente se facilitaría su naturalización, a que se acojan a una de las categorías migratorias establecidas en la Ley General de Migración No. 285-04. Para Reconoci.do, en la práctica, esto significa que los desnacionalizados continuarán siendo considerados extranjeros en su propio país, lo que tiene consecuencias para sus actividades civiles y políticas, como el derecho al voto y el acceso a la educación.

La Ley 169-14 en su artículo 8 establece que: “Los hijos de extranjeros nacidos en la República Dominicana, regularizados de conformidad a lo dispuesto en el Plan Nacional de Regularización de Extranjeros en situación migratoria irregular, podrán optar por la naturalización ordinaria establecida en la ley que rige la materia una vez hayan transcurrido dos (2) años de la obtención de una de las categorías migratorias establecidas en la Ley General de Migración No. 285-04, siempre que acredite mediante certificación la inexistencia de antecedentes penales”. Pero, por su situación especial, para optar por la naturalización, a diferencia de los extranjeros, el Gobierno debió habilitar un mecanismo especial para los desnacionalizados, lo que no se ha hecho hasta el momento.

El Movimiento recuerda en su comunicado que la Ley 169-14 se emitió para buscar “una salida razonable” a la situación de los desnacionalizados, pero que también tenía como objetivo implícito “bajar la tensión que la Sentencia 168-13 había creado, por su nivel de impacto y por la franca vulneración del derecho a la nacionalidad”.

Según el comunicado, del grupo A, es decir los desnacionalizados que tenían actas de nacimiento registradas, solo 13,495 de 61,000 afectados han recibido su cédula de identidad. En el documento se afirma que la Junta Central Electoral (JCE) se avocó a un proceso de auditoría y transcripción de registro, no establecido en la ley 169-14, lo que ha costado tres años de espera y una larga agonía para los que todavía no han logrado obtener sus documentos.


COMENTARIOS