Recrear a Chassériau, un reto para jóvenes artistas

Artículo Siguiente

v3

 

Los concursos que en los últimos años se han celebrado para dar oportunidades a los jóvenes artistas, han resultado muy alentadores, afirmando reiteradamente que República Dominicana es una cantera rica en talentos y vocaciones. Son además iniciativas a apoyar plenamente, por su incentivo a la búsqueda, la inventiva y la superación.
Un nuevo certamen de arte se abre en estos días, y sus resultados se conocerán en la última semana de octubre, en el marco de la Semana de Francia. La Embajada de Francia es la gran auspiciadora del evento y su organizadora principal. Se dirige a artistas en las edades entre 18 y 35 años, exclusivamente.
La categoría, definiendo el modo de participación, es la Pintura, pero aparentemente con cierta libertad técnica que estipularán las bases.
Ahora bien, la originalidad del concurso reside en su propuesta temática: “Recrear a Chassériau”, concebida como un homenaje al pintor, mito y realidad en la historia del arte dominicano.
Théodore Chassériau, criollo de nacimiento. La familia de Théodore Chassériau, oriunda del puerto francés de La Rochelle, desde el siglo XVIII mantenía estrechos vínculos con las Antillas y Saint-Domingue, por viajes, residencias, y actividades. Del lado materno, propietarios de tierras azucareras, ellos emigraron de la parte francesa a la española, por los acontecimientos políticos, y la madre nació en El Limón, cerca de Samaná. El padre, de temperamento emprendedor y aventurero, no solo tenía negocios en la región, sino que estuvo ligado a movimientos independentistas, fue amigo de Simón Bolívar y falleció en Puerto Rico. Théodore Chassériau, nació en 1819 también en El Limón –Samaná conserva las actas de bautismo de él y de su madre–, pero fue enviado a Francia, a los dos años, a causa de peligros de invasión haitiana, y él nunca volvería a pesar de sus sueños y afinidades…
Excepcionalmente dotado para el arte desde la niñez, fue de los grandes dibujantes, pintores y muralistas románticos de Francia, entre Ingres y Delacroix.
Atraído por el exotismo, él nunca negó sus orígenes criollos, y tenía un estilo singular que a menudo atribuyeron a su ascendencia. Murió, muy joven, en 1856, en París.
República Dominicana siempre ha rendido tributo a su memoria. Una excelente muestra de sus dibujos y grabados se presentó, en el 2004, en el Centro León y el Museo de Arte Moderno. En proyecto está una importante exposición de sus pinturas. Muy recientemente realizada, la hermosa película dominicana, “República del Color”, se inicia con un homenaje a Théodore Chassériau y al Museo del Louvre como depositario principal de sus obras.
Ahora, en ocasión de la Semana Francesa en Santo Domingo, se le recordará a través de un concurso de pintura reservado a los artistas jóvenes. Así lo fue Théodore Chassériau…
Un concurso diferente. Creemos que por primera vez se celebra un concurso de arte fundamentado en obras maestras. No se trata de la copia de cuadros – que no se admitirá–, sino de la reinterpretación de pinturas famosas, lo que corresponde a su índole especial anunciado: “Recrear a Chassériau”.
Los artistas, en un proceso que se llama corrientemente apropiación y ha sido practicado por creadores ilustres, van a inspirarse de una pintura de Théodore Chassériau y la “reinventarán”, volviéndola expresión propia, personal y contemporánea. Diez obras sobresalientes se propondrán, con sus “links” correspondientes, en internet, para que el participante elija la pintura que más le atrae. Un afiche, producido por la Embajada de Francia, promocionará el concurso, y su reglamento se difundirá ampliamente a nivel nacional, desde los próximos días.


COMENTARIOS