Refinería centroamericana necesita US$100 millones para arrancar

MEXICO (AFP).- El proyecto de construir una refinería que procese en torno a 250.000 barriles diarios (bd) para América Central requiere de una inversión inicial de unos 100 millones de dólares, declaró ayer miércoles el secretario de Energía mexicano, Fernando Canales. Un día después de la firma del Proyecto de Integración Energética por parte de diez países en Cancún (este), el secretario hizo un cálculo de las inversiones y reconoció que aunque México es el principal suministrador e impulsor del proyecto, deben aún fijarse las modalidades concretas en la mayoría de los siete proyectos en liza.

“Invertiríamos en una comercializadora, con un capital nominal, lo hemos estimado del orden de 100 millones de dólares, que haría la función de concentrar los procesos, comprar el crudo maya a México, contratar con la empresa propietaria de la planta de refinación la maquila de conversión del crudo en petrolíferos, y vender los petrolíferos”, explicó en rueda de prensa.

México exporta la mitad de su producción petrolera, y “asignar una cuota de exportación a esta empresa de refinación en Centroamérica no sería problema”, añadió.

México produce actualmente en torno a 3,62 millones de barriles diarios, según datos de la paraestatal Pemex.

Sin embargo, si no hay acuerdo sobre la proporción del capital aportado por cada país, el monto inicial podría ser “inclusive inferior, habida cuenta de que su función será exclusivamente comercializar los proyectos y los recursos”, añadió.

“Aquí tendríamos un cliente más, muy cercano geográficamente, y muy cercano, desde el punto de vista histórico, cultural y político a nuestro país”, explicó.

 “Por otra, México no es autosuficiente en gasolinas, importamos alrededor del 30% de las gasolinas que consumimos” por lo cual también tiene un interés particular en la refinería, dijo. El acuerdo firmado en Cancún no altera el Pacto de San José, por el cual México y Venezuela suministran 80.000 bd de crudo a la región centroamericana, reiteró Canales.

“Ha estado trabajando el Pacto de San José por más de 25 años, ha sido exitoso, se está en análisis para ver de qué manera se actualiza o se reconforma a las realidades que vivimos ahora en el siglo XXI, mientras tanto está funcionando, está pactado”, dijo.